ALFAZ DEPORTES

Pedro Sánchez se topa en los Balcanes con el polvorín de Kosovo

GOBIERNO

PREMIUM

España cierra filas con Albania para entrar en la UE, pero choca en el conflicto étnico

Edi Rama recibe a Sánchez con honores en el Palacio Presidencial de Tirana.
Edi Rama recibe a Sánchez con honores en el Palacio Presidencial de Tirana.EFE

El presidente del Gobierno empezó su gira balcánica en Belgrado por un camino cubierto de pétalos y lo terminó este lunes en Tirana esquivando espinas. El rebrote de tensión que el domingo sacudió Kosovo, territorio administrativo de mayoría albanesa no reconocido por España, enrareció el encuentro bilateral entre Pedro Sánchez y su homólogo Edi Rama. Como había hecho a lo largo de los días anteriores con Serbia, Montenegro, Macedonia y Bosnia-Herzegovina, el líder español, el primero que visita Albania, dio un respaldo absoluto a que acelere su adhesión a la UE. Pero en la cuestión kosovar el desencuentro fue insalvable.

Si los Balcanes fueran un barril de pólvora, Kosovo sería la mecha. Cualquier chispazo en la extensión de 11.000 kilómetros cuadrados que separa Albania de Serbia repercute en toda la región. La mayoría de sus dos millones de habitantes son de origen albanés y musulmán, mientras que la minoría serbia y ortodoxa está concentrada en el norte.

Su población sufrió la violencia étnica en la guerra yugoslava de 1.999, el año en el que Sánchez trabajó en Bosnia, y declaró su independencia unilateral en 2008. España y otros cuatro países de la UE no reconocen su soberanía. 4.000 soldados de la ONU intentan que las matanzas étnicas de los 90 no se repitan.

A partir del domingo, las autoridades de Prístina imponían a los serbios que residen en su territorio llevar las matrículas con los símbolos nacionales kosovares y aplicaban restricciones en la frontera. Cuando la iniciativa se anunció en 2021, la revuelta fue tal que Belgrado desplazó tropas a la frontera y el Gobierno kosovar movilizó a la Policía militar.

El pasado fin de semana las protestas callejeras se reanudaron. Por la crisis de las placas de coche tuvieron que movilizarse el Gobierno de Estados Unidos y el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell. Así está el ambiente. La aplicación de la nueva normativa se ha aplazado un mes.

ACUERDO BILATERAL

Fuentes diplomáticas españolas reconocieron que el reavivamiento de la crisis era previsible, por lo que Tirana no era una plaza sencilla. Sánchez y Rama firmaron un acuerdo bilateral contra la delincuencia y comparecieron juntos. Sánchez no ahorró elogios para su compañero en la Internacional Socialista: «Es uno de los políticos más brillantes que conozco por la forma en la que se expresa y por su compromiso atlantista y europeísta; vaya por delante mi admiración y mi reconocimiento».

El presidente español avaló los esfuerzos albaneses por implantar las reformas que le han convertido en «alumno aventajado» en los procesos de adhesión. Para Sánchez, Albania forma parte «de la comunidad de valores» europeos y su vínculo con España es aún mayor por su impronta mediterránea.

El líder balcánico correspondió a las palabras de Sánchez con una apelación a la responsabilidad de su ciudadanía: «Para nosotros es muy importante que tengamos este canal de conocimiento para construir toda la arquitectura institucional y el orden legal democrático para funcionar como un país europeo. No esperamos de la Presidencia española que haga nuestro trabajo. Seamos eficaces».

Ni uno ni otro ocultaron que habían tratado el rebrote de violencia en Kosovo y ahí el terreno se volvió más resbaladizo. «Los buenos amigos pueden tener su diferencias. Nosotros tenemos una diferencia respecto a Kosovo porque una declaración unilateral de independencia viola el derecho internacional. No podemos estar de acuerdo. Lo digo con todo el respeto al pueblo albanés», dijo Sánchez.

«El ejercicio de la soberanía de todo el territorio del Estado de Kosovo sobre el tema (de las matrículas) no sólo es un derecho, sino un deber de las autoridades de Kosovo. En este punto respaldo al 100% a las autoridades de Kosovo. No tengo ningún dilema sobre ello. Felicito a las autoridades por su autocontrol», replicó Rama.

REFORMAS DEMOCRÁTICAS

La discrepancia no empaña el recibimiento que la iniciativa del presidente español ha tenido a lo largo de toda su gira, Albania incluida. Pero sí ilustra las dificultades que atraviesan algunos candidatos -otros, como Bosnia aún ni lo son- para superar sus tensiones y acelerar sus reformas democráticas.

La cuestión también puede abordarse desde la óptica contraria. The International Crisis Group, una ONG especializada en conflictos internacionales, resaltaba que «el presidente serbio, Aleksandar Vucic, quiere mantener buenas relaciones con los Gobiernos occidentales y entiende lo costosas que pueden ser las aventuras en Kosovo».

A diferencia que hace un año, en esta crisis Belgrado no movió un soldado, evidenciando que la perspectiva de entrar en la UE puede ser más apetitosa que hacer exhibiciones populistas de fuerza en la frontera.

Rama apuntó lo mismo: «Estas situaciones no demuestran que los Balcanes Abiertos foro de diálogo multilateral en la zona- son innecesarios o erróneos, sino lo contrario. Demuestran por qué es necesario hablar. Si no, gana Rusia».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s