Benidorm

Cargos del PSOE culpan a Pedro Sánchez de la crisis del ‘sí es sí’ por no controlar a Podemos: «Hacen lo que quieren con el presidente»

ESPAÑA

PREMIUM

Actualizado Domingo, 20 noviembre 2022 – 09:0

El presidente del Gobierno llamó a la ministra de Igualdad desde el G-20 en Bali para que frenase sus críticas a los jueces

Cargos del PSOE culpan a Pedro Sánchez de la crisis del 'sí es sí' por no controlar a Podemos: "Hacen lo que quieren con el presidente"
JORGE ARÉVALO

El presidente del Gobierno aterrizó en España al amanecer del sábado después de una semana de gira por la cima del mundo en la que a los socialistas -por un extraño giro del destino- les estalló el Código Penal en las manos. Aún estando informado de los acontecimientos de su país, la vista que un presidente tiene desde la cima del mundo no es la misma que sobre el terreno. No es lo mismo hablar con Biden o Xi Jinping de la guerra de Ucrania que tener que enfrentarse a las urnas este mayo con la sedición, la malversación y el sólo sí es sí tiritando en la papeleta socialista.

«El balance de la participación en el G-20 y el viaje a Corea es espectacular, desde todos los puntos de vista: económico, diplomático y de liderazgo». De esta forma resume Moncloa los réditos internacionales cosechados por Pedro Sánchez, y reflejados en una foto en la que se le aprecia compartiendo reflexión preocupada sobre los grandes problemas de la humanidad con los máximos líderes mundiales. Una foto viral que no tiene precio, que no estaba prevista, tomada por una colaboradora del presidente y que Moncloa difundió urbi et orbi. Cuando la instantánea llegó a los medios, el más grave de todos los incendios políticos que ha sufrido el Gobierno de coalición en ausencia de su presidente ya estaba fuera de control. Los dramáticos efectos de la ley del sólo sí es sí, en forma de beneficios para condenados por delitos sexuales, avergonzaba, abochornaba e indignaba al PSOE, mientras la impulsora de la ley, Irene Montero, se reivindicaba como azote de los «jueces fachas».

GOBIERNO DE COALICIÓN

Pedro Sánchez, ayer en el almuerzo oficial con el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, en la Casa Azul.

n

  • REDACCIÓN: RAÚL PIÑA Madrid

«Preocupa mayo», la alerta cala en el PSOE tras perder las banderas de la Igualdad y la lucha contra la corrupción

La ministra Irene Montero.

Considerando en frío. Irene, la Infalible

  • REDACCIÓN: JORGE BUSTOS

Irene, la Infalible

La reacción de la ministra de Igualdad, auxiliada y jaleada por su muy influyente pareja, contra los jueces causó asombro y preocupación en todos los ministros socialistas.

Antes de llegar a este punto, la semana se presentaba tranquila y más bien rumbosa para el PSOE. La reforma de la sedición para beneficiar a condenados del procés y asegurar el voto de ERC a los Presupuestos había sido ya asumida -a regañadientes- por los territorios socialistas más hostiles a Sánchez. Y la manifestación contra la gestión sanitaria de Isabel Díaz Ayuso había sido un éxito.

La semana empezó a torcerse ya el mismo lunes. La presentación de Reyes Maroto como candidata en Madrid se vio enterrada por la entrada en danza del delito de «malversación», como si no hubieran tenido bastante con la polémica de la «sedición». El Gobierno niega oficialmente ser el instigador del debate sobre la reforma de la malversación y ERC tampoco quiere que se le atribuya. Lo cierto es que nada más ponerse en marcha este debate, las sedes socialistas empezaron a hacer saber su malestar, rechazo e indignación. Lo resume así un dirigente: «Reformar la malversación significaba una enmienda a la totalidad de la acción del PSOE. Llegamos al Gobierno tras una moción de censura por la corrupción del PP. Cualquier indicio de que condenados por corrupción se beneficiasen de una ley aprobada por nosotros es un grave error de cálculo. Si el asunto salió de la Moncloa, todavía peor».

«NI SIQUIERA ERC LO TIENE CLARO»

Tres días después, las fuentes del Gobierno consultadas por este diario señalan que el impacto negativo que la reforma de la malversación ha tenido en la sociedad y las protestas del PSOE hacen casi imposible apoyar este cambio solicitado por ERC. «Ni siquiera ERC, tan contundente contra la corrupción, tiene claro que esta reforma se pueda aprobar, y menos después de lo que ha pasado con la ley del sólo sí es sí. Veremos si presentan la enmienda anunciada».

La posibilidad, apuntada de forma extraoficial por algunos socialistas, de que José Antonio Griñán pudiera verse beneficiado por la reforma de la malversación y así no fuera necesario concederle el indulto indignó también a muchos socialistas.

Pero no tanto como lo hizo la controversia que llegó unas horas después, también con el Código Penal como elemento de discusión. El goteo de reducciones de condena a delincuentes sexuales al amparo de la ley del sólo sí es sí -uno de los proyectos estrella de Igualdad- abrió una grave crisis política en la coalición con muchas derivadas. Los ministros socialistas que salieron del Gobierno tras algunos enfrentamientos con Irene Montero se desquitaron. «Lo advertimos, advertimos que podía pasar, era un bodrio jurídico, y se ha demostrado. No tienen ni idea de técnica jurídica, son unos incompetentes y los que avisaron tuvieron que soportar que les llamaran machistas y feministas antiguas, envidiosas de la juventud de la ministra, y de que el PSOE hubiera cedido el Ministerio de Igualdad a Unidas Podemos», recuerdan altos cargos socialistas.

La polémica alcanzó mayores cotas de enojo en el PSOE cuando Montero y los portavoces de Podemos achacaron a los «jueces machistas» y «fachas con toga» las consecuencias no buscadas de la ley impulsada por ellos. Moncloa dio instrucciones claras a los ministros socialistas de que salieran en tromba contra las declaraciones de su colega de Igualdad. Y el presidente del Gobierno habló con Irene Montero desde el lejano Oriente para que matizara sus declaraciones contra los jueces, aunque el daño político ya estaba hecho. Sánchez pidió calma, situó la cuestión en el terreno jurídico y dio la impresión de que respaldaba la posición de Montero. Algunas voces socialistas ironizan sobre el blindaje de los ministros de Unidas Podemos frente al riesgo de cese de los socialistas. «Los demás son prescindibles, sólo ella es intocable».

«ES UN DESASTRE PARA EL PSOE»

La polémica pone al descubierto el problema de fondo de la coalición. Los socialistas consultados no ponen paños calientes a las consecuencias de lo sucedido esta semana. «El presidente no puede exigir responsabilidades políticas a Irene Montero, no puede cesar a los ministros de Unidas Podemos, así se comprometió en el acuerdo de Gobierno, necesita sus votos para aprobar las leyes, quiere dar imagen de estabilidad aprobando los Presupuestos. Sánchez siempre ha resuelto las controversias entre ministros del PSOE y de Unidas Podemos primando el acuerdo político de la continuidad de la coalición, frente a la técnica jurídica o a las consecuencias desastrosas que las decisiones de algunos ministros tuvieran para el PSOE. Lo del sí es sí nos perjudica con seguridad, transmite la idea de que el Gobierno es incompetente jurídicamente e identifica a los socialistas con unos socios que no son de fiar. Es un desastre para el PSOE desde cualquier punto de vista».

Los socialistas han advertido esta semana que las bases del partido piden a la dirección del PSOE que pongan en su sitio al socio de coalición. «Después de la chapuza histórica, ni siquiera han sido capaces de hacer autocrítica, reconociendo su ignorancia o su metedura de pata. Con la obsesión de yo te creo, hermana y el victimismo han evidenciado su inutilidad. Y el presidente no puede hacer nada porque a cambio de que no se metan en las decisiones de los Ministerios del PSOE, les deja hacer lo que quieran. Aunque las consecuencias las sufre todo el Gobierno».

Categorías:Benidorm, La Nucia, Villajoyosa