Benidorm

Ojo a la comparación que hace Revilla sobre el último pacto del Gobierno: imposible imaginarla

Redacción El HuffPost –

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en ‘Espejo Público’© Proporcionado por El HuffPos

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en ‘Espejo Público’

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha sido entrevistado este lunes en Espejo Público, el programa de Antena 3 presentado por Susanna Griso. Entre los temas tratados, uno de los más polémicos ha sido el reciente “pacto contra natura” del Gobierno con sus socios de envestidura.

Dicho acuerdo ha provocado que el Partido Popular rompa de nuevo las negociaciones para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Para Revilla, lo más importante debe ser “la unidad de España” y no pactar con “grupos que no están en el mismo barco y que, aun así, opinan en temas fundamentales”.

En el contexto de esta ruptura y sobre el caducado CGPJ desde hace cuatro años, el cántabro opina que estar junto a estos mencionados grupos políticos “tiene sus consecuencias”, insinuando que pactar con Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) es uno de los motivos por los que todavía no está renovado el órgano.

“Todos sabemos que hay que pagar peajes para que se mantenga esa gobernabilidad, y eso al PSOE le está laminando”, añade Revilla, dando a entender que los socios de investidura del Ejecutivo, necesarios para gobernar por el apoyo que le ofrecen, están mermando la estabilidad general del Gobierno de Pedro Sánchez

A este tipo de pactos, haciendo referencia al que están por firmar ERC y PSOE para rebajar las penas en los delitos de sedición, Revilla los define como “contra natura”, y así lo explica: “Un gin tonic va muy bien, pero mezclar ginebra con cerveza, vino tinto y un poco de aguarrás es difícilmente digerible”.

El presidente de Cantabria admite que “gobernar es complicado y para hacerlo hay que aceptar concesiones”, pero, en su opinión, “quizás se han hecho demasiadas y en el último momento ya de la legislatura, ese pecado original se pone más de evidencia que al principio”.