Alfaz del Pi

Así se alimentaban los neandertales españoles hace 50.000 años

Historia

El estudio sobre sus prácticas dietéticas ha sido publicado en la revista científica PNAS basándose en el análisis de isótopos de zinc del esmalte dental de los restos de las Cuevas de los Moros de Gabasa, en Huesca

Reconstrucción artística de 1920 de neandertales de Le Moustier
Reconstrucción artística de 1920 de neandertales de Le Moustier FOTO: LE MOUSTIER  DOMINIO PÚBLICO

MADRID

La forma en la que se alimentaban nuestros antepasados es un tema de debate continuo, especialmente desde que su desaparición se ha atribuido, con frecuencia, a su modo de supervivencia. En este sentido, los estudios de isótopos nos han ayudado a hacernos una idea del tipo de dieta con el que subsistían los neandertales. Sin embargo, dichos estudios, generalmente, se basan en análisis de isótopos de nitrógeno del colágeno, una proteína que rara vez se conserva en muestras de más de 50.000 años. Por tanto, y para tener una idea más aproximada de la realidad en este ámbito, un equipo de científicos del Centro Nacional Francés de Investigación Científica (CNRS), en colaboración con varias instituciones científicas de Alemania, acaba de publicar un estudio sobre las prácticas dietéticas de los neandertales basándose en el análisis de isótopos de zinc del esmalte dental, una nueva técnica que se puede aplicar en restos de más de 50.000 años de antigüedad. “En comparación con técnicas anteriores, este nuevo método de análisis de isótopos de zinc facilita la distinción entre omnívoros y carnívoros”, explicaron los investigadores.

Representación de un neandertal con su hija
Representación de un neandertal con su hija FOTO: TOM BJORKLUND CREATIVE COMMONS

Noticias relacionadas

El estudio sobre las prácticas dietéticas de los neandertales ha sido publicado en la revista científica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences) y, aplicando esta técnica desarrollada recientemente, han podido determinar que los neandertales que vivían en una cueva en la Península Ibérica durante el Paleolítico Medio (hace alrededor de 50.000 años) tenía una dieta estrictamente carnívora.

Aunque los propios científicos del CNRS confiesan que las pruebas convencionales basadas en el análisis de isótopos de nitrógeno generalmente han respaldado la idea de que la dieta de los neandertales era exclusivamente carnívora, existen estudios que señalan que algunos neandertales eran omnívoros. Uno de estos estudios, publicado en 2014 en la revista “Science”, analizó los excrementos fosilizados, de 50.000 años de antigüedad, descubiertos en el SaltAlicante, y descubrió que los restos contenían compuestos relacionados con el colesterol que provenían exclusivamente de fuentes de alimentos de origen vegetal.

La investigación

Imagen de archivo de cráneos de neandertales / CSIC
Imagen de archivo de cráneos de neandertales / CSIC

Por su parte, en el estudio recién publicado del CNRS, los investigadores examinaron un molar de neandertal recuperado de la Cueva de los Moros 1 de GabasaHuesca. Para su estudio, siguieron el esquema básico de los protocolos de investigación normales, pero con algunas modificaciones. En este caso, los investigadores sustituyeron las mediciones de las proporciones de isótopos de nitrógeno por las de isótopos de zinc. Asimismo, estas medidas fueron realizadas en el recubrimiento de esmalte del diente y no en el colágeno óseo, como se han estado realizando hasta la fecha. Por su parte, el esmalte es una capa hecha de fosfato de calcio, un mineral resistente a la descomposición y la degradación, que también se ve afectado por las elecciones dietéticas. Razón por la que las proporciones de isótopos de zinc medidas dentro del esmalte ofrecen interesantes posibilidades para descubrir lo que habría estado comiendo un neandertal hace miles de años.

Noticias relacionadas

“Esta es la primera vez que se utiliza este método para intentar identificar la dieta de un neandertal”, confesó la Doctora Klervia Jaoueninvestigadora del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Alemania) y del “Observatoire Midi-Pyrénées”, a lo que añadió: “Los resultados mostraron que el neandertal de la Cueva de los Moros 1 probablemente era un carnívoro que no consumía la sangre de sus presas. Además, los huesos rotos encontrados, junto con datos isotópicos, indican que dicho individuo también se alimentaba de la médula ósea, aunque no consumía los huesos. Los análisis también muestran que este neandertal probablemente murió en el mismo lugar en el que había vivido cuando era niño”.

Como conclusión, aunque los neandertales pueden haber preferido una dieta carnívora, algunos grupos podrían haberse visto obligados por circunstancias geográficas, ecológicas o climatológicas a adaptar sus dietas. No obstante, también es posible que la cultura neandertal fuera muy diversa, lo que llevó a algunos grupos a elegir una dieta omnívora simplemente porque podían hacerlo. Y aunque los datos en base a esta nueva técnica son reveladores, y abren la puerta a nuevos descubrimientos en esta materia, “para confirmar las conclusiones, esperamos repetir el experimento con individuos de otros sitios, especialmente de Payré, en el sureste de Francia, donde se están realizando nuevas investigaciones”, reveló Klervia Jaouen.