Benidorm

El nuevo aparcamiento del cementerio de Sant Jaume de Benidorm, de unas 600 plazas, ya estará operativo en la festividad de Todos los Santos

Las obras de ampliación del camposanto avanzan “a muy buen ritmo”, según ha constatado el alcalde hoy en una visita 

El nuevo aparcamiento del cementerio de Sant Jaume estará en funcionamiento el próximo 1 de noviembre con motivo de la Festividad de Todos los Santos, un parking enmarcado en las obras de ampliación del camposanto y que cuenta con una superficie de 5.500 metros cuadrados y capacidad para unos 600 vehículos.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, acompañado por los concejales de Cementerios y Espacio Público, Ángela Llorca y José Ramón González de Zárate, ha realizado esta mañana una visita para comprobar el estado de los trabajos y ha podido constatar que “las obras avanzan a muy buen ritmo”.

De hecho, el aparcamiento nuevo ya cuenta con una primera capa de asfalto que permitirá que los vehículos puedan estacionar en él “abarcando toda la demanda que pueda surgir en un día como es el primero de noviembre”. Para ese día, además, el aparcamiento estará perfectamente señalizado.

El alcalde ha comprobado asimismo que también está prácticamente finalizado el perímetro, la urbanización de la parcela y los viales de la parcela que amplía el cementerio. “Incrementamos con esta ampliación más de dos veces el tamaño actual existente en el camposanto y lo dotamos de una gran zona para el crecimiento futuro de los enterramientos” ha dicho Pérez, que también ha recordado que dentro de esta ampliación también se localizará el tanatorio “con lo que “resolvemos una de las grandes problemáticas de esta infraestructura”.

De igual modo, en la parte final de la nueva parcela se han ubicado las palmeras que fueron retiradas con motivo de la obra de soterramiento de la avenida Beniardá. “Hemos replantado esos ejemplares porque nuestra voluntad es reutilizarlas en la medida que se pueda y nada mejor que un lugar emblemático como este” ha explicado Pérez. 

El alcalde ha insistido en que se dará “continuidad” a la obra porque el objetivo es “contar con una operativa clara de cara a las celebraciones de Todos los Santos, les Festes Majors Patronal y las Navidades” de modo que se combinarán los trabajos de ampliación para que no interfieran ni influyan en las visitas normales al cementerio.

La ampliación que se está acometiendo en el cementerio de Sant Jaume permitirá pasar de los 41.700 metros cuadrados actuales a más de 90.000 “en una infraestructura básica a la que, de esta forma, damos un rendimiento para los próximos 50 años, que es el tiempo que tiene el actual cementerio” ha señalado Toni Pérez. En ese sentido, el alcalde ha precisado que “la evolución y crecimiento del número de enterramientos hizo necesario que actuásemos con rapidez y previsión 

El primer edil, por último, ha querido poner de manifiesto que se trata de una actuación “muy pensada, muy necesaria y que trata con mucho mimo y cuidado a nuestros cementerios, en este caso el de Sant Jaume”. La inversión asciende a 3,1 millones de euros, tiene carácter plurianual y la obra estará finalizada en 2023.

Categorías:Benidorm