Benidorm

La Casa de Castilla la Mancha corona a Alba Jiménez como Reina de la Vendimia 2022-23 

El alcalde recordó que “Benidorm es una tierra de acogida a la que le cuesta mucho decir adiós” 

 

El auditorio Óscar Esplá acogió anoche el Festival de la Vendimia que cada año organiza la Casa de Castilla La Mancha en Benidorm y que sirvió para coronar a la joven Alba Jiménez como nueva reina de la Vendimia, a sus damas Lucía Tejerina y Noemí Gordillo y la madrina Sandra Alarcón. Un acto en el que también se conocieron las personas que encarnarán durante un año al Quijote 2022-23, que será Roberto Marcos, y la Manchega de Honor, que será María Teresa Martí. Ambos sustituyen a Tomás Fernández y Emilia López.

El festival congregó en el auditorio a numerosas personas, muchas de ellas pertenecientes a la casa regional. Contó con la presencia del alcalde Toni Pérez, el concejal de Fiestas Jesús Carrobles, miembros de la corporación local, las reinas y damas de Les Festes Majors Patronals, el presidente de la Comissió José Vicente Fuster, el presidente de la asociación de Penyes Verge del Sofratge, Adrián Romero y numerosas entidades festeras locales.

También asistió el delegado provincial de la Junta de Comunidades de Castilla La mancha, Pedro Antonio Ruiz Santos y la exalcaldesa de Liétor,  Josefa Moreno Docón, que ejerció de mantenedora del acto.

La parte central del festival la protagonizó la actuación del cantante Elías Soler, que deleitó a los presentes con un nutrido repertorio de canciones típicas de Castilla La Mancha y una selección de coplas y pasodobles y rumbas.

Durante el acto, la mantenedora se dirigió a la casa de Castilla la Mancha en Benidorm para decirles que son “ejemplo de convivencia y confluencia de cultura” y dijo que se trata de una asociación “muy viva y participativa que se involucra en el día a día de Benidorm”. También Pedro Antonio Ruiz destacó la presencia de conciudadanos en Benidorm y la Comunidad Valenciana y cómo han sabido integrarse sin perder la esencia de su lugar de origen.

Cerró las intervenciones el alcalde Toni Pérez, que rememoró cuando Pedro Zaragoza denominó “benimanchegos” a aquellos castellanomanchegos que llegaron y se quedaron en la ciudad. “Aquí encontraron una tierra que les acogió y que ellos sembraron de semillas”. Pérez felicitó a Alba Jiménez “por su reinado”, así como a sus damas y madrina y tuvo una mención “para los castellanomanchegos que han contribuido a hacer el Benidorm que hoy tenemos”. El alcalde reiteró que “siempre deseamos que los que están aquí y los que vengan sepan que Benidorm es tierra de acogida a la que le cuesta mucho decir adiós”.

El acto se cerró con la entrada de las entidades festeras para rendir pleitesía a la reina y damas y con la interpretación de los himnos de Benidorm y la Comunidad Valenciana.

Categorías:Benidorm