Benidorm

  Pues vaya cumpleaños… 

     ¿No puedes verlo bien? pulsa aquí  Guerra en UcraniaViernes 7 de octubre de 2022  Putin se persigna durante un oficio religioso en abril de este año. AFP ENCARNI BAO AGUIRRE  Buenas tardes, ManuelEl 7 de octubre es el cumpleaños de Vladímir Putin. 70 le acaban de caer. Este 7 de octubre es también el 16 aniversario del asesinato de la periodista Anna Politkóvskaya. La coincidencia de fechas llevó en su momento a interpretar el crimen como un ‘regalo’ al presidente ruso, que por aquel entonces solo llevaba cuatro años al frente del Kremlin. ¿Qué podría estar ahora a la altura del homenajeado, ya con 20 años de poder a sus espaldas y embarcado en una guerra de conquista que se le está torciendo?Los pocos amigos que le quedan hacen lo que pueden. El patriarca ortodoxo Kiril lo linsonjea desde el terreno que mejor conoce: «Dios te puso en el poder». El líder checheno, Ramzán Kadírov, celebró su propio aniversario la víspera y con un gran regalo de Putin: el ascenso a coronel general; para entendernos, el número tres del ejército ruso. ¿Que esto explica muchas cosas? Ya, pero a ver quién puede competir con Kadírov a la hora de enviar a sus mismísimos hijos al frente. Tiene al menos una docena de descendientes, a los que despacha para Ucrania desde los 14 añitos… Todo un ejemplo para el portavoz presidencial Peskov y su muchacho.Los que saben cómo celebrar el cumpleaños de Putin son los del Comité noruego que concede el Nobel de la Paz. El de este año distingue al activista bielorruso Ales Bialiatski, la ONG rusa Memorial y el Centro para las Libertades Civiles de Ucrania. Y en 2021 galardonó al periodista Dimitri Murátov. El objetivo es reconocer el papel de la sociedad civil en la lucha por las libertades en sus respectivos países. Aunque la dirigencia ucraniana se revuelva incómoda en compañía de rusos y bielorrusos, por muy activistas de los derechos humanos que sean.EL FRENTEUcrania lleva días avanzando simultáneamente en dos frentes, en el este y en el sur, alejados miles de kilómetros. En el caso de Jersón, además del propósito de recuperar la única gran ciudad que ha conseguido ocupar Rusia en más de siete meses, los ucranianos están liberando algunas de las tierras agrícolas más productivas del mundo. La progresión de las fuerzas de Kiev estimula el apoyo que reciben de EE UU y los países europeos, que proporcionan cada vez más armas y de mayor ‘eficacia’. El fracaso ruso a la hora de detener las contraofensivas ayuda también lo suyo: Ucrania ha recibido de Occidente 320 tanques, a los que hay que sumar los 420 abandonados por los invasores.EL CAMINO DE LA OTANLa petición formal de ingreso en la OTAN que firmó hace una semana Volodímir Zelenski obtiene hasta el momento una respuesta dispar. Si EE UU prefiere hacer como si no existiera, diciendo que «se discutirá en su momento», nueve países europeos (Polonia, República Checa, los bálticos, Macedonia del Norte, Montenegro, Rumanía y Eslovaquia) impulsan una opinión favorable. La entrada en la Alianza Atlántica requiere de unanimidad. Y ni siquiera las bendecidas Suecia y Finlandia tienen todavía el plácet de los 30 miembros, faltan Hungría y Turquía, y ya se verá cuánto cuesta conseguir su acuerdo.ARMAGEDÓN, LA SECUELABiden desciende del helicóptero presidencial. / EFEEl presidente de Estados Unidos acaba de mencionar el Armagedón, y parece que no se refería a la peli de Bruce Willis. Joe Biden, al cabo de la calle de la mejor información de Inteligencia en esta guerra, sostiene que el mundo nunca estuvo tan expuesto al uso de armas nucleares desde la crisis de los misiles de 1962. Lo que despista un poco es el contexto en el que Biden ha compartido sus temores. Un acto de recaudación de fondos, en el apartamento que tiene en Manhattan James Murdoch, uno de los hijos del poco escrupuloso magnate periodístico Rupert Murdoch. Sean los que sean los planes de Putin para revertir el curso de la guerra, quizá no necesita de más estímulos que su propia necesidad de mantenerse en el cargo en medio de la creciente decepción de sus élites por la prolongación del conflicto y de la caótica movilización que ha hecho huir de Rusia a más de 700.000 hombres.