Alfaz del Pi

Los hoteles de Benidorm piden al Gobierno que incluya el nuevo Imserso en sus Presupuestos


Los hosteleros alertan sobre la paga a parados de larga duración: «Mejor encontrarles empleo o se quedarán en casa»

El sector objeta a la medida de Yolanda Díaz que puede tener también el efecto contraproducente de favorecer la economía sumergida

Una camarera sirve consumiciones en la terraza de un bar en Benidorm

Una camarera sirve consumiciones en la terraza de un bar en Benidorm JUAN CARLOS SOLER

José Luis Fernández

JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ

La medida de aumentar el subsidio de desempleo a los parados de larga duración impulsada por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ve con escepticismo entre los hosteleros de Benidorm, uno de los sectores con más problemas de falta de mano de obra. «Es mejor encontrarles empleo, porque se quedarán en casa si ganan más o menos igual que yendo a trabajar», ha alertado el portavoz de la agrupación empresarial Abreca, Alex Fratini.

Sin negar que este tipo de mejora de los ingresos para este sector de la población «está bien a nivel de ayuda personal», este profesional incide en que las necesidades del sector turístico van en otra dirección, y que desde el Gobierno debería potenciarse más bien la intermediación laboral, buscar «maneras» de facilitar la reinserción en el mercado de trabajo.

Como sugerencias, desde la hostelería apuntan a los cursos de formación, que propician la colocación de la mano de obra sin cualificar, así como empezar ya a «preparar el próximo verano, porque con toda seguridad va a volver a faltar otra vez personal en turismo».

En concreto, la Administración tendría que «organizar los alojamientos« en destinos como Benidorm, donde este factor resulta determinante para frenar la llegada de camareros desde otras zonas de España, debido a los precios de los alquileres.

Abreca ha trabajado en esta línea buscando un acuerdo con los apartamentos turísticos para intentar ofertar tarifas más abordables para los trabajadores.

Clandestinidad

Frente a este contexto en el que en Benidorm sopesan diferentes estrategias, después de una subida salarial del 4,5% pactada en mayo en el convenio sectorial -con desviación según el IPC garantizada- y sueldos de entre 1.200 y 1.800 euros mensuales, ahora la noticia de ese incremento del subsidio de desempleo les deja un tanto desconcertados.

«Solo pagándoles más no hay solución, porque algunos pensarán ‘¿para qué voy a ir?’, y otros incluso van a buscar economía sumergida«, al sumar esos ingresos en clandestinidad con los percibidos como parado de larga duración, ahora incrementados, según el análisis de Fratini.

«Hay que evitar eso, controlar la economía sumergida, porque genera muchos problemas a todos», ha subrayado el portavoz de los restaurantes, que ya han denunciado en repetidas ocasiones esta «competencia desleal« de advenedizos, regentes de nuevos establecimientos que recurren a personal sin dar de alta, se aprovechan de las facilidades de los proveedores para arrancar su actividad y al cabo de un par de años -como máximo- cierran dejando deudas.