Benidorm

La ‘ruina’ de los viajes del Imserso continúa: el Gobierno apenas aumenta en cinco millones la partida en los Presupuestos


Los hoteleros pidieron casi doblar los fondos tras un año de pérdidas por la inflación

Los viajes del Imserso ayudan a desestacionalizar al sector turístico en destinos como Benidorm

Los viajes del Imserso ayudan a desestacionalizar al sector turístico en destinos como Benidorm

Antonio Ramírez Cerezo

ANTONIO RAMÍREZ CEREZO

Madrid

Las plegarias de los hoteleros, ahogados por la inflación, siguen sin escucharse. Porque el Gobierno vuelve a desechar la posibilidad de reformar el programa de Turismo Social del Imserso en los Presupuestos Generales del Estado del próximo año. Si bien es cierto que la partida de gasto destinada al programa aumenta, tan solo lo hace en cinco millones de euros (un 7,5 por ciento más que en 2022, menos del 8,7% que espera el Banco de España que sea el IPC de este año) hasta alcanzar los 72 millones de euros. Una cifra que sigue resultando insuficiente para los hoteles, que pidieron al presidente Sánchez y al Ministerio de Derechos Sociales un incremento sustancial delos fondos para adaptar los precios al contexto actual de rentabilidad para las empresas.

La petición llegó desde la patronal de los hoteles valencianos y de Benidorm (Hosbec), uno de los destinos más cotizados del programa. La asociación remitió a Sánchez y Belarra una carta donde reclamaban aumentar el gasto para esta partida de cara a los Presupuestos Generales del Estado 2023, que el Gobierno presentó el pasado jueves. Concretamente desde los 67 millones del actual ejercicio hasta los 110 millones. Una cantidad que según Hosbec serviría para facilitar la entrada de más beneficiarios y alcanzar el millón de plazas anuales (este año se comercializan alrededor de 820.000), además de para asegurar que los hoteles no trabajen por debajo de costes, como sucede actualmente

Los hoteleros llevan años denunciando los precios ‘ruinosos’ a los que están obligados a vender. Por 22 euros noche y persona deben ofrecer alojamiento, pensión completa, vino y agua, animación, wifi «y todos los servicios que presta un hotel de cuatro estrellas», ya que los actuales pliegos penalizan a los establecimientos de tres estrellas. Ya antes de la espiral inflacionista, los hoteles lamentaban que esta cantidad era insuficiente para cubrir los costes generados, pero durante la temporada pasada llegó la puntilla tras dispararse la electricidad y los carburantes. Ahora, se necesitan, al menos, 35 euros por huésped y pernoctación, según Hosbec.

Los hoteles de Benidorm piden al Gobierno que incluya el nuevo Imserso en sus Presupuestos

Los hoteles de Benidorm piden al Gobierno que incluya el nuevo Imserso en sus Presupuestos

D. A.

Hosbec reclama por carta a Pedro Sánchez e Ione Belarra que cumplan su «compromiso» para evitar cierres y desempleo en el sector

Sin embargo, la esperada renovación de precios tampoco llegó este curso. Belarra, cerrada en banda, mantuvo el pulso al sector al asegurar que los viajes para mayores «no subirían ni un céntimo» y que la prioridad era el mantenimiento de precios. Los hoteleros buscaron entonces el refugio de la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, para instar a la ministra de Unidas Podemos a dialogar con ellos. Lo que se saldó con una recriminación pública de Maroto a Belarra ante el abandono del programa.

Boicot hotelero

Ante la pasividad de Derechos Sociales, los hoteleros también movieron ficha. Hoteles de la Comunidad Valenciana y Baleares abogaron por no participar en la temporada 2022-2023 como protesta. Incluso los hoteles de Benidorm llegaron este verano a fraguar un programa de turismo social al margen del Estado. Los sindicatos emitieron entonces un comunicado en el que pedían a Belarra la intervención urgente para evitar el desastre, mientras la Comunidad Valenciana salió al rescate de un programa clave para la desestacionalización y el mantenimiento del empleo en una región muy dependiente del turismo. Así las cosas, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, aprobó en agosto un paquete de ayudas de cinco millones de euros para que 60 hoteles de la región continuasen en el programa.

Para los empresarios esto solo son parches para tapar la crisis de un programa que ya es estructural. Con todo, mantienen la esperanza en que el Gobierno no ejecute la segunda prórroga de los contratos de comercialización suscritos con Mundiplan y Ávoris y se convoque un nuevo concurso en 2023 con precios que contenten a beneficiarios y hoteles

Categorías:Benidorm, La Nucia