Benidorm

¿Por qué la Armada española no tiene corbetas y en qué se diferencian de los buques de acción marítima (BAM)?

Nuestro país no cuenta con ningún buque de este tipo, pese a que Navantia las construye para Arabia Saudí, aunque sí forma parte del proyecto para la futura corbeta de patrulla europea, de la que podría comprar seis unidades

BAM Tornado, buque de dimensiones similares a la futura corbeta europea en cuyo diseño se trabaja
BAM Tornado, buque de dimensiones similares a la futura corbeta europea en cuyo diseño se trabaja FOTO: EMAD

CREADAÚLTIMA ACTUALIZACIÓN18-09-2022

El pasado 25 de agosto llegaba a Arabia Saudí la primera de las cinco corbetas construidas por la española Navantia para la Marina Real saudí, bautizada como Al Jubail, concretamente a la base naval Rey Faisal situada en la ciudad de Jeddah en el mar Rojo.

Noticias relacionadas

La corbeta arribó a esta base, desde la que operará junto con las otras cuatro de la serie. El buque está basado en el modelo Avante 2200 de Navantia con un desplazamiento de 2.000 toneladas y capacidad de efectuar misiones antisubmarinas, de guerra antisuperficie y antiaérea. Con una eslora de 104 metros y una manga de 14, puede transportar a un total de 102 personas entre tripulación y pasaje, navegar a una velocidad máxima de 27 nudos y llevar en sus bodegas provisiones para 21 días.

Respecto al armamento, la corbeta cuenta con un cañón principal Super Rapid de 76 mm de Leonardo, un sistema de defensa cercana Millennium de 35 mm de Rheinmetall, cuatro ametralladoras de 12,7 mm, así como misiles antiaéreos Mica de MBDA que puede lanzar desde su sistema lanzador de misiles MK 41 de 16 celdas, torpedos y misiles antibuque.

Sin embargo, la Armada española carece de corbetas y su apuesta clara durante las últimas décadas ha sido, por un lado, por las fragatas, un buque de mayores dimensiones pero también más costoso, y, por otro, por los Buques de Acción Marítima (BAM), cuyo porte es similar al de una corbeta. Pero, ¿por qué España ha desechado las corbetas o los destructores?

Noticias relacionadas

Conceptualmente, las fragatas están destinadas a proteger a otros buques y efectuar lucha antisubmarina, mientras que las corbetas actuales están pensadas para tareas de vigilancia y defensa de las aguas territoriales o para misiones ultramarinas ocasionales y de corta duración. Su desplazamiento oscila entre 900 y 2.000 toneladas y se diferencian fundamentalmente de una lancha rápida de ataque (FAC) o una lancha patrullera o patrullero de altura en disponer de una dotación electrónica y medios de combate cercanos a la fragata, aunque con menor autonomía y capacidad de víveres.