Benidorm

#54 Lo de septiembre

LAS PROVINCIAS ON+ 



    ¿No puedes verlo bien? pulsa aquí  Captura de pantallaViernes 9 de septiembre de 2022  Una niña que podría ser yo, en su vuelta al cole. EFE  #54 Lo de septiembre   M. HORTELANO  Hola capturadoresEl último recuerdo feliz de mis ya olvidadas vacaciones se produjo en un aeropuerto de esos que llaman internacionales. Vestida como una adolescente que vuelve del interrail, gafas de miope y un jet lag de los que no sabes si desayunar o cenar, un señora amabilísima del servicio de seguridad del macroedificio me preguntó si era europea, a lo que le respondí inmediatamente que sí, y si tenía más de 18 años , a lo que contesté con otro sí y la necesidad imperiosa de saltarme el control para ir a abrazarla. Esa polícía había hecho más por mi autoestima en un segundo que todo el retinol que almaceno en mi bañopara retrasar cinco minutos más la entrada en el club de las supermachuchas. Y así, con esa intensa píldora de felicidad, me subí al último de los tropecientos aviones que he cogido este verano, y volé de vuelta a la infelicidad de terminar el mes en el que más feliz soy de todo el año. Igual, el único en el que de verdad puedo ser yo misma: el de las vacaciones.Siempre he sido muy agorera con la gestión del tiempo. El primer día de los 31 que me separan de la vuelta al trabajo comienzo mi particular cuenta atrás. Mi via crucis, en el que observo impasible cómo se me consumen sin remedio los días libres que he generado durante todo el año. Un defecto como otro cualquiera el de no saber vivir el momento, que arrastro desde que era un mico. Aún recuerdo las noches sin dormir en pleno mes de agosto, en mi cama de los doce años, pensando en la vuelta al colegio que iba a frustrar mis días de piscina y pelos asalvajados. Una angustia que no he logrado superar ni con los años, ni con ese subidón que da estrenar libretas y bolis pilot.Y ahí sigo yo, que el primer día de las vacaciones, de un fin de semana o de un puente largo siempre activo el detonador. Los días previos, sin embargo, con el botín de días aún intacto, disfruto como una enana. Me regocijo en ese páramo que convertirá mi vida en una hoja en blanco. Esa a la que luego le tengo tanto miedo. Eso sí, durante las vacaciones exprimo los días como si fueran el último antes de que llegue septiembre. Pero siempre llega. Y pobre del año que no lo haga.Pero, yo este año no lo superoHe vuelto del más allá derrotada. Desmotivada. Agotada. Sin cumplir ninguno de esos tópicos que tanto resuenan estos días de principio de curso. Ni pilas cargadas ni cristo que lo fundó. Yo he sido muy feliz viviendo sin horas, sin agenda. Algunos de los rituales para engancharme a este nuevo principio de año ya los he cumplido. Me he comprado bolis nuevos, he estrenado la agenda y he pedido hora en la peluquería. Pero yo sigo sin querer ser de los de septiembre. Esos que se reinician. Que resurgen de sus cenizas veraniegas. Que llegan con la libreta llena de planes. Yo no necesito dieta, porque no he cogido kilos. No voy a tomarme suplementos vitamínicos porque tengo la analítica recién hecha perfecta, no busco gimnasio porque ya tengo un entrenador personal, ni me he apuntado inglés porque con lo que sé ya he dado la vuelta al mundo y he entendido las cinco temporadas de A dos metros bajo tierra que he acabado de ver este verano. Así que no tengo propósitos y encima evito no cumplirlos.Septiembre es para mí este año como volver a calzarme las botas después de todo un verano en chanclas. Sé que me van a rozar, que me van a hacer herida. Pero también sé que si me ayudo de unas tiritas lograré domarlas. Acostumbrame. Llevarlas. Los cambios casi siempre molestan. Pero lo bueno es poder adaptarse. Así que no me he puesto ninguna expectativa porque en lo cotidiano, en la rutina siempre acabo encontrando una extraña calma . Ahí siempre están las mejores cosas para contar. Y ahí seguirá esta carta, en eso que nos pasa a todos y que parece que no nos pasa a nadie. No hay lista de propósitos, ni balance de los que no he cumplido. Pero sí muchas ganas de dormir tapada, de comer castañas y de vestir con punto. A septiembre le pido que me trate bien. Que sea bueno conmigo. Aunque no quiero adelantarme, que si no me pasa como con las vacaciones, que quemo etapas muy rápido y cuando me quiero dar cuenta, estoy descontando días de vacaciones. Carta a carta, que es la versión mundana del partido a partido de Simeone. De momento, yo este año no soy una de las de septiembre. Que encima menudo disgusto con lo de La Reina…soy que soy más british que el té. Además, cuando tme reponga de esta, tenemos encima la Navidad. Que sólo quedan 100 días…*–TRES COSAS–*👀 Una cuenta de Instagram : La de Begoña Pérez, la genia antimanchas detrás de La ordenatriz. No hay raya o borrón que se le resista con su fórmula mágica y un poco de laca. Además, estrena libro. Te la dejo aquí @la_ordenatriz📕 Un libro: El de Vicent Molinsen Barlin Libros. Club a la fuga. Para entender el desarraigo de los clubes de fútbol con las ciudades que un día habitaron. Bueno, y porque si Molins escribiera las frases de las servilletas de los bares, yo las coleccionaría.😱 Un meme: Si tú también has vuelto de morros al trabajo, esta ilustración es para ti.*– CÍRCULO DE CAPTURADORES–*Nuestro Mapi de las series, y de las pantallas en general, se ha currado una recomendación de serie para entrar como toca en el final del verano. Él ya está con los dragones, pero mientras te enganchas tú, Mikel Labastida te trae esto….«Que el hecho de que sea una serie de animación no desanime a nadie a verla. Y que tenga seis temporadas tampoco. Tenemos un otoño por delante. ‘BoJack Horseman’. Describe cómo un actor se enfrenta a la decadencia de su carrera, sufre depresión y se refugia en el alcohol y en relaciones sexuales poco satisfactorias para lidiarla. El protagonista es un caballo, pero eso lo olvidamos enseguida. En cuanto nos damos cuenta del modo en que aborda la importancia de la salud mental. El duelo, las adicciones, las expectativas no cumplidas son algunos de los temas recurrentes en esta producción, que se aprovecha del formato de animación para ser más libre y oscura que muchas otras que han lidiado con el mismo tema. La encuestras en Netflix».GAT-CHECKING: PERIODISMO DE GATOSYa está aquí septiembre. Que pase pronto. M.H.- Ayúdame : Esta carta sólo llega por correo, no la encontrarás en ningún sitio más. Comparte si quieres algo de esta newsletter en tus redes y etiquétame o usa el hashtag #capturadepantalla para ayudarme a llegar también a tus amigos.Tienes todas las cartas ya enviadas aquí guardadaspor si quieres ver el género antes…-💌 Suscríbete : Si has llegado aquí porque alguien te ha hecho llegar esta newsletter, puedes apuntarte para que te llegue la semana que viene. Lo puedes hacer gratis aquí.-😍 Escríbeme: si quieres contarme algo, estoy en marta.hortelano@lasprovincias.es y no sabes la ilusión que me hace recibir vuestros mensajes.Gracias por leerme.Marta