Altea

Una vuelta al cole de 405 euros por hijo y libros un 10% más caros: «Los padres hemos renunciado al ocio»

El regreso a las aulas, que supondrá entre un 20 y un 30% del sueldo de los padres, cuesta casi un 5% más que el año pasado

Libros de texto de segunda mano en Joy Libros.
Libros de texto de segunda mano en Joy Libros.
JAVIER BARBANCHO

PREMIUM

  • GABRIELA ESCOBAR

Actualizado 

Sergio, bancario, y Cristina, que trabaja en recursos humanos de una empresa ferroviaria, son los padres de Daniel, de cinco años, y Sofía, de casi dos. Los cuatro acuden a la tienda de uniformes escolares El Uniformal, en el distrito madrileño de Hortaleza, donde compran dos chándales completos, cuatro babis, un polo y tres pares de calcetines por un total de 200,6 euros. «Supone no irte a cenar algún fin de semana. Nosotros lo teníamos planificado el gasto ya, lo que pasa es que planificarlo supone dejar de consumir antes para luego afrontarlo. ¿Y qué hemos dejado de consumir? Cenas básicamente, comidas. Hemos renunciado al ocio». En esta misma tienda, la madre de Adri, un niño de 10 años, viene a por unos pantalones «porque el niño ha pegado el estirón». Comprará más prendas durante el curso, aunque reconoce que «las pagas de verano se las lleva fácilmente» el retorno al colegio. En este sentido, el inicio el curso se lleva entre un 20% y un 30% del sueldo de las familias españolas, según indica Privalia.

La vuelta al cole costará un 4,7% más que el curso pasado. Así lo refleja un estudio del portal financiero Banqmi. Uno de sus expertos, Antonio Gallardo, explica las causas: «Este año todo ha subido, tanto los costes de papel, que han encarecido los libros de texto, como los de la ropa, que hacen que las tiendas y colegios también aumenten el precio de los uniformes». Las familias pagarán 405 euros de media por hijo. Hasta ahora, «los ascensos anuales apenas llegaban al 2%», apunta este informe. Además, en los últimos cinco años «ha aumentado un 10,3%, lo que supone un abono de hasta 37,7 euros más de media por niño».

El ámbito educativo no es ajeno a la inflación, que en julio alcanzó el 10,8%. Las familias se ven obligadas a hacer sacrificios para afrontar el regreso a las aulas en septiembre. Más de 8,2 millones de alumnos retomarán las clases, según el Ministerio de Educación.

El aumento de los precios afecta de manera especial a los libros de texto. El encargado de la librería TROA Neblí en Madrid, Carlos Ruiz, en conversación con este diario, apunta que «el porcentaje que puede haber subido el precio de los libros de texto es de un 10%». Este librero reconoce que ante este incremento de costes «los colegios también se han concienciado, cada vez piden menos libros de texto, menos libros de lectura». «Antes los listados eran mucho más grandes, ahora son más pequeños, creo que se conciencian con las necesidades de las familias», asegura. Con todo, admite que el gasto medio en libros para un niño de Educación Primaria «puede acercarse a los 300 euros». En cuanto a cursos superiores como los de Bachillerato, «es verdad que tienen menos libros, menos asignaturas, pero son libros muy caros, que llegan fácilmente a los 40 o 50 euros» la unidad.

Este encarecimiento de precios provoca que en verano crezca la demanda de libros de texto de segunda mano. La aplicación con más experiencia en el mercado de segunda mano, Milanuncios, publicó el pasado 23 de agosto un análisis donde confirma que entre junio y agosto la tendencia a adquirir libros de texto usados ha aumentado un 67% y que el mercado de este tipo de libros alcanzó en los últimos 12 meses un valor de más de 2,9 millones de euros.

Rubén Franco abrió hace cuatro años Joy Libros, una tienda de compraventa de libros de texto de segunda mano en Madrid, después de trabajar por cuenta ajena en un establecimiento similar. «Me llamó mucho la idea. Vi que los padres se iban contentísimos, que agradecían muchísimo lo que estábamos haciendo. Imagínate cuando viene una persona con gemelos que se gasta 400 euros en una lista y se la lleva por 100 euros. Y luego vende sus libros y encima gana dinero. Incluso daban propina en un negocio en el que no suelen dar propina». «Tenemos precios estándar para los libros de Bachillerato. Son 17,5 euros en estado normal. En estado como nuevo suelen ser 22,5 o 26,5 euros, dependiendo de la editorial».

MÁS SEGUNDA MANO

Las familias no se lo piensan. El miércoles 24 de agosto, en esta tienda, María José acudió al local con su hija de 17 años: «Venimos a vender y a comprar». María José cuenta que el año pasado su hija le propuso adquirir los libros en estado seminuevo. Entonces «eran 400 y pico euros y los compramos por 100 euros de segunda mano». «Este año, todos los de ella no tenemos a nadie para venderlos. Porque con la ley Celaá los primeros y terceros [cursos] han cambiado [el contenido]». María José admite que el ahorro es enorme: «Ahora me gasto menos que cuando era más pequeña, porque los libros son de segunda mano. De pagar 300 y pico a pagar 100 euros fue un abismo».

El material escolar acusa también la subida de precios. El dueño de la papelería Sacapuntas de Vigo, Francisco Manuel Otero, reconoce que «el papel está por las nubes». Una caja de folios, «hace dos meses la podía vender a 17 euros» y ahora la vende «a 25». Los libros los compra «un 15% más caros», pero prefiere venderlos «un 10 o 12% más caros» para mantener la clientela. «Los libros de texto los compro a 30 euros y los vendo a 34. Le saco 4 euros», explica este librero. «Tienes que calcular muy bien para no hundirte», asevera.

La escalada de costes tendrá como consecuencia, a su vez, que un 20% de los niños dejará de ir a actividades extraescolares como medida de ahorro de las familias, según concluye una encuesta de la plataforma de investigación de mercados Appinio. Esta investigación añade que hasta un 14% de los niños se llevarán fiambrera de casa al colegio para reducir el gasto derivado del comedor escolar.