Altea

El remo solidario con el Cáncer de Mama celebra su primera jornada en Jávea

La solidaridad e inclusión a través del deporte es una acción que tiene mucho valor y que se está potenciando por parte de clubes y federaciones deportivas. El mejor ejemplo se aprecia en los proyectos de la Federación de Remo de la Comunitat Valenciana, que celebra, el próximo domingo 28 de agosto en Jávea, la primera jornada del programa ‘Cien Paladas Solidarias contra el Cáncer de Mama’. Es una prueba dirigida al colectivo que sufre este problema con el objetivo de mostrarle los importantes beneficios que el remo puede aportar.

Este evento se celebra en las instalaciones del Club Náutico Jávea y es el primero de los cuatro que la Federación ha organizado con carácter solidario para los próximos meses. Se divide en dos partes. De 9 a 11 de la mañana se realiza una jornada de promoción del remo, en la que los participantes tienen la oportunidad de montarse en una embarcación y aprender a remar. Es una actividad dirigida a todo el público y gratuita. Las personas interesadas deben inscribirse previamente en el stand que se habilitará para ello. 

A partir de las 11 horas empieza el Desafío, conocido como ‘Cien Paladas Solidarias’, y en el que participarán personas que han superado un Cáncer de Mama. Se establecen dos categorías: Valientes, formada por ocho participantes que han superado la enfermedad y el timonel; e Iguales, compuesta por al menos una persona que presenta esa condición, mientras que el resto son deportistas con licencia no competitiva anual. Todas las embarcaciones participantes serán de la modalidad Falucho/Llaüt Valencià y recorrerán una distancia de entre 350 y 400 metros, sin virada. El campo de regatas estará ubicado enfrente del Puerto de Jávea, por lo que el público podrá presenciar la prueba desde las instalaciones portuarias o la Playa de la Grava. 

El remo es una actividad que puede aportar mejoras a las personas que padecen cáncer de mama u otro tipo de enfermedades. A la mejora en la salud física propia de este ejercicio, se suman otros beneficios como un aumento del bienestar y de la calidad de vida, que se enmarca en un marco psicosocial más saludable; la reducción de la fatiga o una respuesta a los posibles síntomas de depresión. Tanto a nivel físico como emocional, cada palada cuenta para ganar fortaleza y autoestima. La convivencia con otras personas que padecen una situación similar y la puesta en marcha de mecanismos y esfuerzos conjuntos para llegar a la meta son otros factores positivos que hacen hincapié en la mejora de la salud. 

Categorías:Altea, Benidorm, Uncategorized