Alfaz del Pi

Pedro Sánchez defrauda a Ucrania: el envío de armas es «decepcionante»

GUERRA EN EUROPA

PREMIUM

Actualizado Martes, 16 agosto 2022

Asesores de Zelenski y fuentes del Ministerio de Defensa ucraniano muestran su «sorpresa» ante las «maniobras dilatorias» y la falta de compromiso: «Hasta Portugal es más generoso»

Pedro Sánchez y la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, durante la reunión con Zelenski el pasado abril en Kiev.
Pedro Sánchez y la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, durante la reunión con Zelenski el pasado abril en Kiev.MONCLOA

Antiaéreos alemanes, vehículos británicos, lanzaderas de misiles estadounidenses, tanques polacos, artillería francesa, helicópteros checos, radares australianos… El ejército ucraniano resiste al invasor ruso gracias al envío de material bélico de sus aliados. Incluso los más reacios a hacerlo al principio, como Berlín o París, llevan semanas cumpliendo sus compromisos con Kiev con la llegada al campo de batalla de cañones galos Caesars o los autopropulsados germanos PzH2000.

Cada nueva donación se celebra como una victoria en los canales oficiales y extraoficiales del ejército ucraniano y se aplaude al país donante. Para Kiev, recibir armamento para oponer al invasor ruso es una cuestión existencial. Sólo hay un aliado que no ha cumplido sus promesas, y que desata sus bromas, cuando no el enfado, de los políticos ucranianos. Ese país es España.https://omny.fm/shows/el-mundo-al-dia/env-o-de-armamento-espa-a-no-cumple-sus-compromiso/embed

Hace una semana, de la sorpresa se pasó a la mofa cuando Ucrania informó de la intención del Gobierno de Pedro Sánchez de «donar 20 blindados M113» de transporte de tropas, un vehículo de los años 70 del que España posee más de 1.000 unidades y está a punto de jubilar la mitad. «¿De verdad os vais a dejar engañar por España de nuevo?», decía uno de los participantes en el canal de Oleksiy Arestovich, asesor militar de Volodimir Zelenski, el más seguido de Ucrania con centenares de miles de suscriptores. «Hasta Portugal, un país más pequeño, ha sido mucho más generoso», aseguraba otro experto militar: «Al final surgirá algún problema y no enviarán nada». Ese es el sentir general.

Al margen de las buenas relaciones diplomáticas entre Madrid y Kiev, fuentes del Ministerio de Defensa ucraniano reconocen que se sienten «sorprendidos» y «decepcionados» con la respuesta española a las peticiones de material bélico pesado. Desde la visita a Kiev de Pedro Sánchez en abril, donde España reiteró sus compromisos de ayudar a Ucrania «en la medida de nuestras posibilidades», lo único que ha llegado al frente son envíos de material defensivo ligero, una ambulancia blindada y armamento antitanque y de ametralladora. Para sorpresa de Ucrania, los 40 camiones militares Iveco que llegaron vía marítima a Polonia descargaron en la frontera y se dieron la vuelta. Los ucranianos en realidad pensaban que la donación era exactamente esa, los 40 camiones. Fue la primera gran decepción. Pero hubo más.

El pasado junio, el anuncio de que España estudiaba el envío de 40 tanques Leopard 2 A4 a Ucrania se recibió con cierta euforia en Kiev. También se ofreció Defensa a instruir a los tanquistas ucranianos en suelo español. Por primera vez un país aliado se planteaba enviar carros de combate de fabricación occidental a una guerra donde tendrían que vérselas con los vehículos rusos. Estos tanques forman parte de la reserva española y están sin actualizar, pero el argumento fundamental que impedía su despliegue inmediato era que Alemania tenía que dar su visto bueno al ser de fabricación germana. En aquel momento, estos blindados estaban en buen estado según las fuentes de Defensa.