Alfaz del Pi

Alberto Núñez Feijóo: «Cuando gobierne, el español no será una lengua extranjera en Cataluña»=CANFALI: Tiene razón. Sera una lengua catalana.

ENTREVISTA

El líder del PP se ve en un buen momento político. Las encuestas le vaticinan un probable éxito en las urnas. Cree que los españoles están «hartos» de este Gobierno «dividido» y preso de los independentistas

Alberto Núñez Feijóo:  "Cuando gobierne, el español no será una lengua extranjera en Cataluña"

PREMIUM

Actualizado 

Alberto Núñez Feijóo se marca como objetivo repetir los resultados de Galicia, Andalucía y Madrid y alcanzar una mayoría suficiente para gobernar sólo con ministros populares. El líder del PP cierra el curso político conversando con EL MUNDO.

¿Confía usted en las encuestas?Cuando hay una tendencia, entonces empiezan a tener credibilidad. Pero sé distinguir entre encuestas y urnas. En los últimos meses todas coinciden en que el PP sube y es mayoritario en la preferencia de los españoles y el PSOE, baja. Hoy, el PSOE no podría gobernar España.¿A qué se debe esa ventaja?Hay hartazgo. La opinión pública observa que en España tenemos un presidente en recesión y un Gobierno en crisis. El relato de los medios muestra un curso político de división, de debilitamiento y de enfrentamiento en el Gobierno y esto, más una política económica que ya no aguanta más, supone una enorme desafección.¿Y por la parte del PP?Por la parte del PP, hemos tenido una crisis profunda pero la hemos cicatrizado. El partido mostró una gran capacidad de recomposición. En definitiva, la ventaja se debe a dos factores: el debilitamiento crónico del Gobierno y una situación económica fruto no sólo de la guerra sino de la política económica de los últimos tres años.Si gana las elecciones, probablemente necesite un pacto con Vox. ¿Está dispuesto a ello?Llevamos una senda de victorias, algunas muy contundentes, desde 2020: mayoría absoluta en Galiciaespectacular resultado en Madrid; de segunda a primera fuerza en Castilla y León y el triunfo histórico en Andalucía. Ese es nuestro momento y si me pregunta qué quiero hacer, pues quiero hacer eso: repetir los resultados de Galicia, Andalucía y Madrid. No renunciaré a una mayoría suficiente para poder gobernar con ministros del PP. Este es el objetivo. Algunos pensaban que es ingenuo pero creo que ya empiezan a pensar que es posible.Entonces, no descarta lograr una mayoría absoluta.Nunca me gustó la soberbia en política. Yo sabía que no iba a ser presidente de Galicia si no tenía mayoría absoluta y los gallegos me la dieron cuatro veces. Ya sé que esto no es Galicia, pero mi objetivo, y no lo voy a cambiar, es conseguir una mayoría suficiente para gobernar. No voy a buscar ‘cómo sumo para’, sino cómo de las urnas sale un mandato para los próximos cuatro años. Si fuera imprescindible un pacto de gobierno, ¿cuáles serían las líneas rojas?No trabajo en ese escenario. Hay dos posibilidades de gobernar España: repetir el populismo con un PSOE desdibujado y sus socios independentistas que tienen la llave del Gobierno y de las leyes, o un partido que tiene trazabilidad ante las crisis, con experiencia política y de gestión. Creo que los españoles nos lo están diciendo. ¿Hay un hartazgo con la política española? No, hay un hartazgo con el Gobierno. Si hubiera elecciones hoy, estoy convencido de que tendría esa mayoría suficiente. ¿Absoluta? No lo sé, pero suficiente, sí.¿Cree que Pedro Sánchez agotará la legislatura?Hará lo que más le interese.¿Aunque no consiga sacar los Presupuestos?Estuvo varios años trabajando sin Presupuestos. La situación es complicada, pero ¿qué ha hecho para bajar la complejidad? Hoy las familias son un 11% más pobres y las medidas que implementó desde abril no han podido frenar el IPC. Somos el país que peor lo ha hecho en política económica de la UE. Es duro, pero este es el dato. Doble de paro, doble de incremento de deuda pública, inflación desbocada, crecimiento económico contenido y por debajo de la riqueza de 2019. Hombre, yo creo que España no se merece esto.Usted tendió la mano a Sánchez si giraba a la centralidad y rompía amarras con los socios que radicalizan, ¿significa que estaría dispuesto a apoyarle para cubrir lo que queda de legislatura?Nosotros hemos sido mucho más respetuosos con el Gobierno que sus socios. El balance que hice el otro día no era una crítica, era una crónica. Mire, Sánchez tiene un socio que le ha acusado de prevaricación en la organización de la cumbre de la OTAN, que le ha dicho que el PSOE es el partido de la guerra y el propio presidente dijo que no podría dormir tranquilo si tuviese que gobernar con el socio con el que gobierna. Hoy, la llave de la gobernabilidad ni la tiene Sánchez ni la tiene Podemos, hoy no hay leyes en el Congreso si Bildu y ERC no quieren que las haya. Yo lo he intentado. Hemos planteado propuestas económicas, en materia de defensa y seguridad, en materia energética, hemos hecho una propuesta por escrito para objetivar los nombramientos de los miembros del CGPJ: jueces que lleven 20 o 25 años dictando sentencias, imposibilidad de que ministros y secretarios de Estado pasen de la mesa del Consejo de Ministros a la Fiscalía General o al CGPJ o a presidir una Sala del Supremo. No ha habido ni acuse de recibo. Conclusión: el Gobierno prefiere pactar con ERC y Bildu y no con el PP.

¿Qué le parece la propuesta de aplicar impuestos extraordinarios a la banca y a las energéticas?Con los datos económicos que tenemos, ahora la propuesta es dos nuevos impuestos simplemente para salir compactado del Debate sobre el estado de la Nación con sus socios y, además, buscar culpables. El BCE sube los tipos de interés, los culpables, la banca española. El precio de la energía sube, los culpables, las empresas energéticas. Esos señores que fuman puros en los cenáculos madrileños. Esto es una expresión mucho más caribeña que europea.¿Cuál es su planteamiento?Estoy convencido de que el impuesto a la banca se repercutirá a los ciudadanos: o subidas de céntimos en las comisiones o incrementos en los tipos de los préstamos o una retribución nula para los depósitos o dando menos crédito. Respecto a las energéticas, es evidente que tienen resultados importantes, por eso quiero que inviertan. Si les ponemos un impuesto, hagamos una exención del 99% del mismo si invierten en España.Por tanto, ¿no hay posibilidad de que el PP facilite la aprobación de esos impuestos?Lo de la banca no es un impuesto, es una derrama y comporta un riesgo doble: que lo paguen los ciudadanos y, si al final la banca lo recurre, que lo devuelva el siguiente Gobierno. ¡Fíjese qué broma! En el tema energético estamos dispuestos a ver si podemos asegurar mayores inversiones. En ese contexto, hablaremos.¿Será inevitable una etapa de ajustes y austeridad?Este es el único Gobierno que no ha tenido que cumplir ninguna norma económica porque desde 2020 tiene levantados los límites de déficit, deuda y regla de gasto y el BCE le ha comprado toda la deuda. Nos ha endeudado en 300.000 millones, tenemos un déficit público el doble de la media de la UE, hemos subido 24 veces los impuestos más los dos que se van a aprobar y el Gobierno no ha adoptado ni una sola medida de ajuste en su gasto político. Tenemos el Gobierno más caro de la democracia. Oiga, un poco de respeto por la gente que no llega a fin de mes. Tenemos la mayor recaudación de nuestra historia con el empobrecimiento más intenso de las familias en los últimos 35 años. Incremento de la recaudación 15,5% en cinco meses; incremento del IPC, 10,8%, y no le queremos devolver renta a las familias.Si hereda esa situación, ¿cómo la revertirá?Le aseguro que no tendré 22 ministros. Lo primero que haré será decir a los españoles cuál es el estado de sus cuentas. Que Sánchez le haya metido a cada español un pufo en deuda de 6.000 euros hay que explicarlo. Lo que haremos será una auditoría de la realidad económica, fiscal, de deuda y de déficit y en base a eso acometeremos propuestas. Lo que sí aseguro es que con un 30% menos de ministerios el Gobierno será más eficiente. Y cuando la gente vea que no se utiliza un helicóptero, un Falcon y un Audi para desplazarse 300 km, que ningún ministro tiene la tarjeta oro del Falcon, que el Gobierno reduce su estructura en al menos un 30%, empezaremos a mandar un ejemplo a la gente. Los españoles no quieren que quiebre su sistema de pensiones, ni pagar IVA para cubrir los intereses de la deuda, ni que les quitemos un porcentaje de la renta para pagar más gasto burocrático. España es un país que cuando se le explica las cosas las entiende y las comparte. Salimos de la crisis del 96 y de la de 2011 y saldremos del shock que se presenta en 2023.El PP reprocha al Gobierno los pactos con Bildu. Con usted, ¿habrá un cordón sanitario?Bildu dijo: Presupuestos por presos. Yo eso no lo aceptaré jamás. Es una inmoralidad. La Constitución es muy generosa y permite partidos independentistas, pero una cosa es eso y que tengan representación parlamentaria y otra que sean los que lleven la política penitenciaria, la territorial, la autonómica… He ganado a los nacionalistas en las urnas y estoy convencido de que podemos volver a hacerlo porque la mayoría de vascos y catalanes no son independentistas. Si tenemos un socio, el PSOE, para, al menos, no depender de los independentistas, lo tenemos solucionado. Si el PSOE prefiere mantenerse como partido sanchista y no quiere colaborar en la unidad territorial, lo haré con otras fuerzas. El protagonismo en la política, en los últimos cuatro años, de los independentistas es contrario a la Constitución y a la convivencia.¿Cómo se plantea el diálogo con Cataluña?El espacio constitucionalista catalán es un espacio huérfano y mi proyecto en Cataluña y en Euskadi es representarlo. Mis antecedentes políticos acreditan que lo he practicado en Galicia. El PP está orgulloso de la Constitución, la vamos a cumplir, a defender y a aplicar. Dentro de la Constitución el espacio catalán y vasco nos interesa mucho porque somos autonomistas y constitucionalistas.Pero, la relación con el independentismo, ¿cómo será?Con los actuales representantes de Bildu no me veo dialogando. Su objetivo son los presos y la independencia de Euskadi y Navarra. Respecto a Cataluña, hablar de cómo invertir, mejorar la economía, rebajar los impuestos…, a eso nunca nos vamos a negar. Pero, pensar que hay que dialogar con ERC para transitar hacia una Cataluña en la que el español sea un idioma extranjero, en la que se negocia el incumplimiento de sentencias, en la que se pretende seguir con los actos de sedición y reclama que se quite ese tipo del Código Penal, pues… un presidente de Gobierno no está autorizado para eso.

Si usted gana, ¿cómo afrontará el problema del castellano en la escuela? ¿Hará cumplir el 25%?Nosotros protegeremos el catalán y el castellano. Eso tiene un marco que es el bilingüismo cordial. Le diremos a los jueces que sigan aplicando la Constitución, el Estatut y las sentencias del TC con valentía y les vamos a felicitar por hacerlo. No vamos a dejarlos solos y no aceptaremos que el español sea una lengua extranjera en Cataluña. Con este marco, en el ejercicio de las competencias exclusivas del Estado, si es necesario, legislaremos y, con jueces que apliquen la legislación y sentencias en caso de incumplimiento, actuaremos. No puede estar en el orden del día negociar con la Generalitat incumplir una sentencia. Si el Gobierno lo hace es que no es un Gobierno.Usted ha dicho que no usará el caso de los ERE como arma contra el PSOE. ¿Estaría a favor del indulto a José Antonio Griñán?He dicho y lo repito: el PSOE no es un partido corrupto. Hay personas que tienen sentencias gravísimas por malversación de fondos públicos por un importe probado de al menos 680 millones de euros y el PSOE tiene que pedir perdón, tiene que dar de baja a todos los condenados y tiene que aceptar que es el caso de malversación de fondos públicos más importante de la democracia. Pero, sorprendentemente, un presidente que entró en el Gobierno con una moción de censura en base a dos líneas de una sentencia de un juez amigo, rectificada por el Supremo, en vez de explicar por qué no se hace una automoción de censura parece que quiere levantar un monumento a los condenados. Un poco de respeto y dignidad. Yo no tengo ningún interés en que Griñán entre en la cárcel, pero es muy difícil hablar con el PSOE de nada con esta prepotencia y este sectarismo. Un dirigente del PP acusado de corrupción y absuelto es un corrupto; un dirigente del PSOE, acusado de corrupción y condenado es un inocente.Si el PSOE admite eso, ¿le parecería bien el indulto?Si hace todo eso, entonces hágame la pregunta. Yo digo que la política es un compromiso ético y añado que, pese a todo, el PSOE no es un partido corrupto y no tengo ningún interés en que Griñán entre en la cárcel. Hasta ahí llego.¿Está dispuesto a renovar el CGPJ? ¿Y en qué condiciones?Sí. Las condiciones están por escrito. Hemos renunciado en esta legislatura a reformar la ley del Poder Judicial con el compromiso de que en seis meses el nuevo Consejo nos envíe a los grupos una propuesta para que los jueces elijan a los jueces, y ponemos requisitos mínimos: que no se haya sido ministro o secretario de Estado en los últimos siete años; que para ser presidente de la Sala del TS haya que tener 25 años de antigüedad dictando sentencias y crear mil plazas de jueces en cinco años. Respuesta: modifican unilateralmente la ley mientras estábamos negociando; hay un evidente interés de controlar el Constitucional y, tercero, el abogado de Griñán dice que presentará un recurso para parar el ingreso en prisión.Veo muy improbable que se renueve el CGPJ en la legislatura.Cada semana que pasa y con lo que estamos viendo, se pone más difícil. El Gobierno tiene interés en controlar el TC y creo que va a hacer lo que quiera pactando con ERC, Bildu y Podemos durante toda la legislatura. Nosotros no estamos en su eje de pactos.Si llega a la Moncloa supongo que promoverá esa reforma de manera inmediata.Claro que lo haré. Esa es nuestra propuesta. El Gobierno ha intervenido el CGPJ y estoy seguro de que sabe que es inconstitucional. Necesitamos reforzar la independencia del Poder Judicial y recomponer las instituciones. El presidente del CIS no puede estar en el Comité Ejecutivo del PP ni puedo cesar a la presidenta del CNI, a petición de los independentistas, por haber hecho lo que yo le mandé, ni… Las instituciones son del Estado, no del Gobierno. En el Gobierno podré hacer lo que crea oportuno y hacer una purga en mi partido como ha hecho Sánchez en el PSOE, pero lo que no puedo es tomar las instituciones.¿Sería partidario de que el Rey emérito vuelva a España?Soy partidario de no prejuzgar, de respetar la monarquía constitucional, de dar a Felipe VI el protagonismo que debe tener. Yo nunca llevaría al Rey a inaugurar 85 km. de ferrocarril sin catenarias diciéndole que es el AVE. Todos los ciudadanos, incluido el Rey emérito, si actúa de manera indebida tienen la responsabilidad correspondiente, pero el objetivo de un Gobierno no es perseguir al Emérito, sino que se haga justicia. Igual que el Gobierno entiende que los presidentes de su partido condenados son personas honorables, yo creo que al Rey emérito, que no ha sido condenado, se le debe presumir la misma honorabilidad. Como menos, como menos.

De Santiago a Madrid, la foto viajera

Alberto Núñez Feijóo se inclina para saludar a Manuel Fraga, ya muy anciano, ante un Mariano Rajoy sonriente. La fotografía es una de las más queridas del actual presidente del Partido Popular. Estaba expuesta en su antiguo despacho del Pazo do Raxoi, sede de la Xunta de Galicia, el que ocupó gracias a cuatro mayorías absolutas consecutivas desde 2009 hasta 2022, y se ha trasladado con su propietario a Madrid. Ahora figura en su mesa de trabajo en la planta noble, la séptima, de la sede del PP en la calle de Génova. Se trata de no perder las raíces y de tener siempre presente el recuerdo de mentores y amigos. Feijóo sustituyó a Fraga al frente del PP gallego en 2005 y, en 2018, tras la moción de censura contra Rajoy, pudo ser presidente del PP nacional. Prefirió permanecer en Galicia, hasta la pasada primavera cuando tomó las riendas del partido y de la oposición.