Benidorm

GUERRA DE UCRANIA.- Mi reino por una turbina

Guerra en Ucrania |LAS PROVINCIAS ON+ <    MI REINO POR UNA TURBINA  ENCARNI BAO AGUIRRE  Buenas tardes, Manuel .
Lo último de la guerra en Ucrania es la firma de un acuerdo que debería permitir al país invadido exportar 22 millones de toneladas de grano y otros productos agrícolas, bloqueados por el conflicto. La desconfianza entre las partes domina este pacto. El ministro ucraniano de Infraestructuras y el titular ruso de Defensa ocupan los extremos más distantes de una mesa que presiden el secretario general de la ONU y el ‘gran anfitrión’ Recep Tayyip Erdogan. Por algo el acuerdo se ha bautizado como ‘de Estambul’. Ucrania no firma con Rusia, y viceversa. Cada uno firma con la ONU y Turquía. Hasta donde se sabe, los barcos que atraviesen el mar Negro no llevarán escolta ni presencia rusa. Kiev advierte de que cualquier “provocación” recibirá una “respuesta militar”. Habrá inspecciones conjuntas en aguas turcas para asegurarse de que los cargueros no transportan armas.LO DE ALEMANIA SIGUE, Y SIGUEDescuiden, que Alemania, otra semana más, está entregada a su propia tragedia mientras continúa la guerra en Ucrania. La ministra de Exteriores, Analenna Baerbock, acaba de meterse en un bonito jardín a cuenta de la ya famosa turbina del gaseoducto Nord Stream que se envió a reparar a Canadá. La pieza se dice que es necesaria para que continúe el suministro de gas ruso a industrias y hogares germanos. Canadá la ha enviado de vuelta, pese a las sanciones contra Rusia, y parece que la turbina llegó a Alemania el día 17 y luego nada más se sabe. La ministra, al expresar su preocupación por la situación, derivó hacia un terreno peligroso: “Si no se recupera la turbina ya no habrá más gas, y no podremos prestar ayuda a Ucrania porque estaremos ocupados con revueltas populares”, ha dicho la dirigente verde.Revueltas de momento no se conocen, pero sí ganas de armar lío con encuestas del tipo: ‘¿Hay que mantener el apoyo a Ucrania pese a los altos precios de la energía para nosotros?’ Un 70% de los interrogados dice ‘sí’ y un 22%, ‘no’. La apuesta por continuar apoyando al país invadido alcanza el 95% entre el electorado de los Verdes, pero ya baja al 76% entre los de CDU y se limita al 14% entre los ultras de AfD.UNA MANO PARA LA ETERNIDADLa guerra en Ucrania ha proporcionado estos días imágenes para la reflexión.El jueves, misiles rusos alcanzaron a los civiles que esperaban el autobús en una parada de Járkov. Mataron a un chaval de 13 años e hirieron a su hermana, de 15. El padre de ambos, arrodillado junto al cadáver de su hijo, le sostuvo la mano y rezó junto a él durante dos largas horas, acompañado de una agente de policía, hasta que se llevaron el cuerpo del chico.El martes, el día 146º desde que comenzó la invasión, fue el de la reunión en Teherán entre Rusia, Irán y Turquía. La imagen que perdura no es la del encuentro en sí, sino la de Vladímir Putin paseando tenso por una sala en la que aguarda la llegada de Erdogan. El líder ruso que hizo esperar en su momento 45 minutos a Obama o tres horas a John Kerry padece ahora la venganza del karma a manos de su ‘amigo’ el presidente turco, que le tuvo un buen rato de plantón. Un hombre cada vez más solo, Putin.Si en un momento de aburrimiento estival alguien decide asomarse a la televisión pública rusa puede encontrarse con un ‘reportaje’ que detalla un inesperado ‘beneficio’ de que te maten a un hijo en Ucrania. Los padres de Alexéi han recibido por su muerte una compensación del Estado, que han destinado a comprar un Lada blanco, “porque Alexéi lo habría querido”. Lo que ellos llaman el ‘dinero del ataúd’, invertido en un flamante vehículo. El primer viaje solo podía ser al cementerio.

Categorías:Benidorm, Uncategorized