ALFAZ DEPORTES

Alfonso Guerra tritura a Sánchez y fulmina su gobierno: «Una cosa surrealista»


ESdiario –

La vieja guardia del PSOE se revuelve en estas últimas horas tras el pacto de Pedro Sánchez y Bildu para la revisión de la Memoria Histórica. El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra ha asegurado este martes que los que jaleaban a los asesinos son los que dicen que la Transición acabó en el 1983.

© Proporcionado por ESdiarioFelipe González

Felipe González no se corta tras el apaño de Sánchez con Bildu por la Transición

Guerra ha apuntado que no conoce la Ley de Memoria Histórica, más allá de lo que ha podido conocer a través de los medios. No obstante, ha señalado que un factor es «dónde acabó el franquismo, en el 75, en el 77, en el 78 con la Constitución; hay quien piensa que acabó en el 83 y quien piensa eso es uno de los que jaleaba a los asesinos en el País Vasco, es muy difícil de entender».

Sobre las relaciones entre los socios del Ejecutivo, Guerra ha señalado que un Gobierno de coalición «no tiene más de un presidente» y que «todos los ministros son nombrados por este». «La impresión que da es que es una coalición en la que el Gobierno ataca al Gobierno; una cosa surrealista», ha añadido.

En declaraciones a los medios antes de comenzar los cursos de verano de la Universidad de Málaga en la localidad malagueña de Vélez-Málaga, el exdirigente del PSOE ha explicado que cuando se formó el primer gobierno socialista en diciembre de 1982, en la primera reunión del Consejo de Ministros hubo un ministro que preguntó por la forma de votación.

«Yo dije que en democracia en los gobiernos no se vota, la única persona investida por el Congreso de los Diputados es el presidente y él nombra a los ministros y los desnombra», ha recordado.

«Esto no es que tenemos mayoría o minoría, la última palabra la tiene siempre el que está investido de la autoridad del Congreso», ha manifestado Guerra. Por eso, ha incidido en que si el presidente del Gobierno no nombrara a todos los ministros, «no sería un gobierno de coalición, sino un gobierno de cuota, que nada tiene que ver».