Benidorm

La Federación Española de Judo homenajea en Benidorm a Miriam Blasco en el 30º aniversario de su gesta en los JJOO de Barcelona

El alcalde ensalza la figura y ejemplo de la judoca, que ha sido “brújula y guía” para miles de deportistas

El Palau d’Esports acoge el Training Camp del Mundo en el que se dan cita 450 deportistas de 51 países

La Real Federación Española de Judo y Deportes Asociados ha homenajeado hoy en Benidorm a la judoca alicantina Miriam Blasco en el 30º aniversario de su gesta en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92, cuando se convirtió en la primera deportista española en conseguir una medalla en unos Juegos de verano, al colgarse la presea de oro. El acto se ha celebrado en el Palau d’Esports l’Illa de Benidorm, donde desde hoy y hasta el próximo domingo se desarrolla el Training Camp del Mundo en el que se dan cita 450 deportistas de 51 países. 

La judoca ha recibido una placa conmemorativa de este aniversario de manos del alcalde, Toni Pérez, y del gerente de la Federación Española de Judo, Gonzalo González, junto al tatami dispuesto en el Palau d’Esports y arropada por la capitana del combinado nacional, María Bernabeu, los integrantes del equipo y la edil de Deportes, Mariló Cebreros. 

El alcalde ha ensalzado la figura y ejemplo de la judoca alicantina que “se convirtió en historia y leyenda del deporte español y lo hizo además en los JJOO que con mayor emoción e ilusión ha vivido este país, brindándonos un momento que, sin duda, ha quedado grabado en la memoria colectiva”. Toni Pérez ha destacado que a lo largo de su prolífica carrera sobre el tatami, Miriam Blasco, “alicantina de pro”, ha sido “brújula y guía para miles de mujeres que han visto en ella un modelo a seguir, inspirando a muchas deportistas a seguir su estela. 

Durante su intervención, el alcalde ha dado la bienvenida a Benidorm a los centenares de judocas que durante seis días van a complementar sus entrenamientos en Benidorm, “gracias a este Training Camp que, además, permite a las nuevas generaciones de deportistas compartir momentos y experiencias con sus ídolos, lo que contribuye a fomentar el contacto entre deportistas y a estimular la práctica del judo”.

Tras el homenaje la propia Miriam Blasco ha animado a los participantes del Training Camp a vivir la experiencia de “compartir” tatami y entrenamientos con judocas “de otros países” y a luchar por conseguir “sus objetivos”.