Benidorm

Benidorm finaliza esta semana la urbanización de la calle Ondulada con el asfaltado y señalización 

La vía estará cerrada al tráfico mañana y el miércoles aunque habrá un itinerario de salida y entrada operativo para residentes

El Ayuntamiento de Benidorm finalizará esta semana definitivamente la renovación  integral de las infraestructuras de la calle Ondulada con la realización de las labores de fresado, asfaltado, pintado y colocación de la señalización vertical. Los trabajos en esta calle se han desarrollado durante los últimos meses, aunque en los últimos días ya se había abierto al tráfico de manera provisional.

José Ramón González de Zárate, concejal de Movilidad, ha realizado un llamamiento a los peatones y conductores que circulen por esa zona para que “tengan precaución y sepan que estos trabajos son para terminar con la obra esta semana”. 

La intervención, que se inició en el mes de febrero, ha conllevado la renovación de infraestructuras de agua potable y alcantarillado, además de nuevo asfaltado, ampliación de aceras con pavimento antideslizante e instalación de tendido eléctrico de media tensión de canalización subterránea.

El edil ha subrayado que esta obra es “muy importante porque mejorará mucho la accesibilidad y todos los servicios” y ha recordado que antes de ejecutarla “había muchos problemas con la pavimentación existente porque las personas se resbalaban en días de lluvia a causa de la pendiente de la vía y por eso queríamos cambiarlo”.

Así, desde mañana martes y durante la jornada del miércoles la calle Ondulada estará cerrada al tráfico. Además, entre las 06.00 y las 07.00 horas de ambos días también estará cortada la circulación en la avenida de l’Aigüera desde la calle Hondo hasta la calle Ondulada, para proceder al asfaltado del cruce de la avenida con esta última calle.  El edil ha explicado que “para generar las mínimas molestias posibles, el asfaltado de este cruce se va a realizar a primera hora de la mañana, restableciéndose a las 07.00 horas la circulación en el tramo afectado de la avenida de l’Aigüera y quedando sólo restringido el tráfico en la propia calle Ondulada”. 

Por lo que respecta al acceso y salida de los residentes de las calles San Marcos y Santa Cristina, se irán modulando en función del avance de la obra, habiendo siempre un itinerario de entrada y salida operativo.