Benidorm

  Supermercados fantasma


LAS PROVINCIAS ON+   Economía para andar por casa
Jueves 9 de junio de 2022
   ARTURO CERVELLERA  Hola Manuel¿Te has fijado en esas motos moradas y amarillas que circulan por las calles de ciudades como Valencia o Alicante? Son de Getir, una empresa turca que llegó hace unos meses a la Comunitat Valenciana y que junto a otras como Gorillas o Gopuff (que de momento solo opera en Madrid) ofrecen compras de productos del ‘súper’ que se reciben en pocos minutos. A estas empresas se les ha bautizado como los supermercados fantasma.En el mundo de la inmediatez en el que vivimos (para bien o para mal), la venta online se queda muchas veces corta y, aunque muchas cadenas te envían la compra a casa, lo normal es que tarden horas o días. Hay veces que queremos las cosas en minutos y, siguiendo el ejemplo de los envíos de comida como Glovo o Just Eat, se ha creado este nuevo modelo de negocio.Getir y Gorillas hacen algo tan simple como evitar que bajes al Mercadona. Seleccionas los productos que quieres desde tu móvil y ellos, desde los almacenes que tienen en diferentes barrios, los recopilan y te los llevan a tu casa. Hay desde artículos de limpieza a verduras, carnes, bebidas y hasta comida rápida.La principal ventaja es la inmediatez (de hecho, puedes ver hasta por qué calle va el repartidor en cada momento en plan ansias), pero también el horario. Realizan envíos de 8:00 a 24:00 de lunes a jueves y los fines de semana alargan dos horas más a la noche. Normal que muchos los vean como una solución para rellenar la nevera de cerveza o alcohol en una cena con amigos cuando se acaban las existencias.Pero vamos a lo importante, los precios. Seguro que la lógica te dice que los productos que compres a través de estas ‘app’ son más caros. Pues sí, y así se evidencia al compararlos con Consum. La leche Pascual pasa de 0,99 euros a 1,09, el pack de seis cervezas Turia de 4,14 a 4,75, las galletas María de 2,06 a 2,19 y el ron Negrita de 8,40 a 9,73. Pero ojo, hay excepciones como las míticas pizzas de Casa Tarradellas, que son solo un céntimo más caras. Eso sí, hay que tener en cuenta que vas a pagar gastos de envío de 1,79 y que, obviamente, no hay marcas blancas.Vamos, que la rapidez y la disponibilidad se paga. Pese a todo, parece que hay mercado porque cada vez más gente usa esta opción. Y hay que admitir que entrar es atractivo gracias a los clásicos descuentos que se dan (hay algunos tan agresivos de que te descuentan 10 euros de una compra de 12), lo que sí permite un ahorro considerable a los clientes.La otra cara de la moneda es ver si este negocio se puede rentabilizar, porque Getir va algo mejor aunque baraje reducir plantilla pero Gorillas amagó con irse de España y ahora busca un socio para poder resistir. El tiempo dirá si pueden convivir también con Gopuff, si es imposible o si hay espacio para otros actores.Y no hemos entrado en el debate laboral y moral, que también está ahí. Las empresas defienden que hacen contratos propios y que los empleados tienen más estabilidad gracias a la ‘ley rider’, pero los sindicatos y muchos particulares desconfían de este modelo. ¿A tí que te parece? ¿Has probado alguna de estas App? ¿Merecen la pena? Con ganas de leer tu opinión en economia@lasprovincias.es, nos despedimos hasta la próxima semana. Gracias por seguir esta ‘Economía para andar por casa’.