Benidorm

Benidorm aprueba el proyecto de sustitución completa de la pasarela peatonal de la playa de Poniente



El presupuesto de licitación asciende a 1.672.457,57 euros y
abarca una superficie aproximada de 5.400 metros cuadrados
El Ayuntamiento de Benidorm aprueba hoy en Junta de Gobierno Local (JGL) el
proyecto de ‘Reparación de la pasarela peatonal en la playa de Poniente’ redactado
por los técnicos municipales, que se enmarca en las actuaciones de mantenimiento y
mejora de infraestructuras y pavimentos que viene desarrollando el consistorio.
La actual pasarela, que discurre paralela al paseo, presenta un estado de
conservación “en muy malas condiciones”, según ha explicado el alcalde Toni Pérez,
que añadía que la misma “soporta un tráfico peatonal muy intenso y su estado causa
molestias a los usuarios, además de no estar acorde a la imagen que queremos para
Benidorm”.
Los técnicos han propuesto como solución la sustitución completa por otra pasarela de
madera tecnológica, un pavimento estable formado por elementos de gran calidad y
grandes prestaciones, sin ser una instalación fija, de modo que se permita la retirada
del mismo cuando haya que acometer las labores de limpieza. La intervención afectará
a una superficie aproximada de 5.400 metros cuadrados.
“Uno de los principales activos de la ciudad es el estado de conservación de los
paseos marítimos, por los que transitan cada día miles de personas. Por ello, en estos
años hemos acometido labores de renovación de varios tramos y finalizado obras
como el Paseo de Poniente y su prolongación en 2009 y 2014” ha recordado Pérez.
Sin embargo, el paso del tiempo y la propia naturaleza del material de la pasarela
motivan que la vida de esta sea corta. “De ahí que hayamos decidido actuar para
mejorar la imagen de una zona con un importantísimo valor emblemático para
nosotros” ha agregado el alcalde.
Pérez ha lamentado que “la Generalitat, que es competente en los paseos marítimos,
y el Gobierno central han estado demorado las actualizaciones necesarias y no van a
abordar esta obra que para nosotros es muy importante”. El alcalde ha avanzado, no
obstante, que “ya tenemos las autorizaciones de la Dirección de Costas para
comenzar”.
Toni Pérez ha remarcado asimismo que en esta actuación “continuamos con la
apuesta emprendida hace años de la sostenibilidad, la accesibilidad y la mejora de la
movilidad, por lo que todos los trabajos que se ejecuten tendrán marcados esos
objetivos”.
En ese sentido el alcalde ha indicado que el hecho de que la actual pasarela sea de
listones “dificulta mucho el tránsito de sillas de ruedas o carritos de bebé, por lo que no
era una solución accesible”. Pérez ha insistido en que eso es algo “que ahora vamos a

resolver, ya que además de ser una pasarela con una superficie estable, contará con
la anchura que establece la normativa de accesibilidad”.
“La nueva pasarela mantendrá una estética muy similar a la actual, aunque se
generará una pasarela completamente estable, sostenible y más resistente a los
efectos de la climatología” ha apostillado el primer edil.
El plazo de ejecución de los trabajos, una vez adjudicados, será inferior a un año. En
la Junta de Gobierno Local se ha aprobado también los criterios de adjudicación de
esta intervención, que establecen un máximo de 30 puntos por la proposición técnica y
un máximo de 70 puntos por la proposición económica. Además en el contrato se
incluirá una cláusula por la que el adjudicatario se compromete a trabajar los fines de
semana, festivos y en horario nocturno si fuese necesario para poner en servicio
tramos concretos de la obra, sin que ello suponga ningún coste adicional a los
contemplados en el proyecto.