Benidorm

El Gobierno acumula tres años de retraso en crear el Centro de Operaciones de Ciberseguridad del Estado

PREMIUM

  • RAÚL PIÑAMadrid

Actualizado 

El Ejecutivo tiene pendiente formar un órgano que se considera clave para hacer frente a ataques como el del móvil de Sánchez

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.
El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.EFE

El espionaje a los móviles de Pedro Sánchez y Margarita Robles ha puesto sobre la mesa una importante brecha de seguridad. La ciberseguridad es una de las principales preocupaciones tanto del Gobierno como de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Se destinan cada vez más recursos personales y económicos a ello. Y sin embargo, también hay retrasos y decisiones incumplidas. El Gobierno acumula tres años de retraso en la creación del Centro de Operaciones de Ciberseguridad de la Administración General del Estado, toda vez que su constitución fue aprobada por el Consejo de Ministros en febrero de 2019.

La constitución de este centro es clave porque su misión, entre otras, es la de prestar servicios de ciberseguridad que aumenten la capacidad de vigilancia y detección de amenazas en la operación diaria de los sistemas de información y comunicaciones de la Administración del Estado y sus organismos públicos, así como mejorar su capacidad de respuesta ante cualquier ataque. Ataques como los que sufrió el Estado en 2021, con el hackeo de las páginas web de varios ministerios, del Sepe y del INE, o las intrusiones en los móviles de Sánchez y Robles.

En enero de 2018, la Secretaría General de Administración Digital y el Centro Criptológico Nacional (CCN) hacían hincapié, en un documento al que ha accedido EL MUNDO, en que debía ser una prioridad «reforzar la capacidad de prevención, monitorización, vigilancia y respuesta a través de un Centro de Operaciones de Ciberseguridad».

A día de hoy, este organismo es un centro fantasma. Su creación la aprobó el Gobierno en Consejo de Ministros del 15 de febrero de 2019. Y el mandato previsto era que su constitución se realizase en un plazo de 24 meses. Pero este centro ha ido dando tumbos, con compromisos de su impulsión sin que hasta la fecha se hayan materializado.

En abril de 2019 se publicó en el BOE la Estrategia Nacional de Ciberseguridad 2019, en la que el Gobierno establecía como línea de actuación el desarrollo del Centro de Operaciones de Ciberseguridad.

En mayo de 2021, el Consejo de Ministros aprobó la puesta en marcha de un paquete de actuaciones urgentes en materia de ciberseguridad, entre las que figuraba la implantación de este centro, como una inversión incluida en el Plan de Recuperación.

Pasado un año, el 29 de marzo de 2022, el Gobierno aprobó el Plan Nacional de Ciberseguridad, dotado con un presupuesto de más de 1.000 millones, entre cuyas actuaciones destaca el impulsar la puesta en marcha del Centro de Operaciones de Ciberseguridad.

En medio de estas fechas se ha producido la pandemia, que paralizó durante varios meses la acción del Ejecutivo. Pero al mismo tiempo, como han señalado los expertos y los propios servicios de seguridad, «con el Covid-19 se ha acelerado lo relativo al ciberespionaje».

«Nos falta un Centro de Operaciones de Ciberseguridad que, en los ataques cíber, tenga la capacidad de interpretar una agresión y de dar una reacción sólida, contribuyendo a que España también esté más segura», alertaba en septiembre de 2020, en un seminario de seguridad y defensa, Félix Sanz, director del CNI entre 2009 y 2019.

«Ese Centro de Operaciones de Ciberseguridad falta por implementar, aunque ya está aprobado, y creo que la principal causa de que aún no esté en funcionamiento es que no ha habido unos presupuestos que lo doten económicamente. Hasta ahora ha sido imposible montarlo, pero su creación es urgente», admitió en el mismo foro el general Miguel Ángel Ballesteros, director del Departamento de Seguridad Nacional.

Tres años después de su aprobación, el Gobierno, a través de la Secretaría General de Administración Digital, formalizó en marzo a una UTE Telefónica-Indra la construcción e implantación de este centro en un contrato de 38,3 millones de euros. A esta cantidad hay que sumar el traspaso desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital al de Defensa de 5,2 millones en 2021 en materia de implantación y operación del Centro de Operaciones de Ciberseguridad. En 2022 se ha comprometido un traspaso de 3,9 millones y otros tantos en 2023, para una suma total de 13 millones de euros.

La responsabilidad de este centro será de la Secretaría General de Administración Digital, en el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que ejercerá la dirección estratégica a través de la División de Planificación y Coordinación de Ciberseguridad, siendo la operación del servicio a cargo del Centro Critptológico del CNI.

La Estrategia Nacional de Ciberseguridad de 2019 estableció además los órganos que estructura la ciberseguridad y creó la Comisión Permanente de Ciberseguridad. Se trata de un órgano presidido por el Departamento de Seguridad Nacional que tiene como labor facilitar la «coordinación interministerial» a nivel operacional en el ámbito de la ciberseguridad. Es decir, esta coordinación entre ministerios está bajo la tutela de La Moncloa, pues el DSN depende de Presidencia del Gobierno.

Categorías:Benidorm, Uncategorized