Alfaz del Pi

PALAZON CANTA A LA MARINA BAIXA

L’ALFÀS DEL PI

Un pueblo internacional,

pues un cincuenta por ciento

-siempre aproximadamente-

es de origen extranjero,

sobre todo, escandinavos

que aquí tomaron asiento.

Tiene su playa, El Albir,

y muy hermosa, por cierto,

al pie de Serra Gelada

con el faro a sotavento;

y el Paseo de las Estrellas,

original en su género:

de esa manera guardamos

de los famosos recuerdo.

Camino del faro hallamos,

bajando por un sendero,

antiguas minas de ocre

que divierten al viajero.

Y el castillo medieval

con damas y caballeros

que recuerdan el pasado

con sus guerras y torneos;

por supuesto, es un castillo

pensado para extranjeros

que vienen a divertirse

por muy poquito dinero.

Son las bodegas Mendoza

de fama en el mundo entero;

sus vinos concilian bien

la calidad con el precio.

Y por si esto fuera poco,

tiene un museo quijotesco

que todo el mundo conoce:

el Museo de Pedro Delso.

Y una Casa de Cultura,

pródiga en grandes eventos,

como el cine y el teatro

y otras cosas que no cuento

de renombre universal:

es la verdad y no invento.

Muy cerca de Benidorm,

Alfaz del Pi, satisfecho,

mira con calma el futuro

porque sabe que es el centro

de numerosos turistasque buscan sol y recreo.