Benidorm

Poema a la Marina Baixa de PALAZÓN

CONFRIDES

Su población la comparte

con otro pueblo, el Abdet,

y su historia se remonta

al siglo trece tal vez.

Fue alquería musulmana

y castellana después.

Es la iglesia parroquial

edificio de interés,

así como un castillete

que aún se mantiene en pie.

Tiene fiestas patronales,

en honor a San José

y Virgen de los Dolores

del año el octavo mes.

Y la Fiesta de las Chapas,

que en jueves Santo va a ser;

y en la fiesta de los jóvenes,

vieja costumbre de ayer,

a San Antonio le piden

un novio con rapidez.

Hasta la sierra de Aitana,

donde un safari hay que ver,

llegan los excursionistas

que se quieren distraer.

El paisaje es excelente,

al mismo tiempo que es

relajante y excitante,

las dos cosas a la vez.

El Salto del Fanalic,

que viene bien conocer,

o el barranco del río Mela

que suele gustar también.

Hay un solo ayuntamiento:

en Confrides y El Abdet.

De Confrides, un nogal

símbolo del pueblo fue.

Y para comer olleta

hay que acercarse al Abdet:

tres calles y cinco casas: nunca te puedes perder.

Si acaso doscientas almas

llegan los dos a tener,       

que viven tranquilamente     

y sin nada a que temer,   

 “amb la consciència tranquil.la

i amb el cor sempre seré”.