Alfaz del Pi

GUERRA EN EUROPA.-Enemigo a la vista y bajo escucha: los exitosos pilares de la defensa de Ucrania

Kiev maneja inteligencia de EEUU, vuela puentes, embosca convoyes logísticos… Estos son los aciertos militares que explican cómo ha logrado defender su territorio contra todo pronóstico

El ejército ucraniano libera la localidad de Trostyanets.
El ejército ucraniano libera la localidad de Trostyanets.ROMAN PILIPEYEFE

PREMIUM

  • ALBERTO ROJASEnviado especialLeópolis (Ucrania)

Actualizado Jueves, 31 marzo 2022 – 06:03

Dicen muchos civiles ucranianos que no se esperaban la invasión rusa. Puede ser que sea cierto, pero esta creencia no debe aplicarse a toda su población. En su ministerio de Defensa se prepararon bien para lo contrario, sobre todo tras el desafiante discurso de Vladimir Putin la noche del 24 de febrero. Sus ingenieros colocaron cargas en los puentes de acceso a Kiev, como el de Bucha, y abrieron los diques del río Dnieper para inundar comarcas enteras al norte de la capital, además de cambiar todas las indicaciones de las carreteras o minar las vías de entrada. Cuando las tropas rusas quisieron avanzar hacia Kiev, se movieron con plomo en las botas.https://omny.fm/shows/el-mundo-al-dia/jers-n-la-nica-gran-ciudad-ucraniana-bajo-la-bota/embed

Durante este primer mes de guerra se han analizado todos los errores estratégicos de Moscú a la hora de mover tropas y elegir objetivos demasiado ambiciosos para su ejército. Pero casi nadie ha resaltado los aciertos ucranianos para defender su territorio contra todo pronóstico. En ese éxito queda reflejado ahora en la mesa de negociaciones, donde las demandas rusas ya aparecen más rebajadas con respecto a las primeras conversaciones de Bielorrusia.

Para Christian D. Villanueva, director de la Revista Ejércitos, «los ucranianos han logrado, aún a costa de grandes pérdidas, derrotar en numerosos enfrentamientos a un ejército sobre el papel muy superior. Lo han hecho entre otras cosas aprovechando las lecciones de años de guerra del Donbás, utilizando drones para marcar objetivos a la artillería, buscando la forma de luchar siempre en superioridad numérica y aprovechando sus armas NLAW, Javelin o Stugna».

20220331 Asedio a Kiev

Recordemos que la inteligencia de EEUU le dio a Kiev 96 horas para caer en manos de los rusos y llevamos ya más de un mes de guerra sin que eso haya sucedido. Aquí algunas de las claves que lo explican al margen de los errores rusos:

USO DE LA INTELIGENCIA

Desde los primeros días de invasión quedó claro que Rusia no sabía a qué se enfrentaba exactamente, pero Ucrania conocía mejor a su enemigo, sus intenciones, sus fortalezas y debilidades. Villanueva asegura que el éxito de Ucrania se basa «en una inteligencia superior en su mayor parte proporcionada por Occidente en forma de reconocimiento por satélite, información sobre objetivos, información sensible sobre las intenciones y movimientos rusos. Tampoco es descartable que los propios servicios de inteligencia ucranianos hayan sido capaces de obtener información importante sobre los planes rusos. Han logrado moverse de tal forma que han frenado con efectividad los intentos rusos como vimos en Gostomel y Járkov en las primeras horas y también en Kiev, Mikolayev y Sumy».

SIN COMUNICACIONES

El ejército ucraniano localizó algunos vehículos de comunicaciones R-416 Granit desplegados por toda la frontera y consiguió abatirlos con los drones turcos Bayraktar. Eso pudo obligar a los oficiales rusos a comunicarse con sus tropas usando radios o sus propios teléfonos móviles. ¿Cómo es posible que Ucrania supiera de la presencia de los siete generales abatidos en en frente? La escucha de esas comunicaciones sin cifrar da una explicación a ese fenómeno, la muerte de tantos generales en el frente, no visto desde la ofensiva alemana sobre Rusia en 1941. «Hemos visto a los ucranianos cómo han atacado los puestos y vehículos de mando y comunicaciones rusos, lo que sugiere que han provisto de importante información sobre las emisiones electromagnéticas rusas y han golpeado allí en donde más daño podían hacer», dice Villanueva, pero «el recurso de usar móviles o radios sin encriptar no es un mérito ucraniano, sino demérito ruso».

GOLPE A LA LOGÍSTICA

El principal acierto de los ucranianos ha sido, en palabras de algunos de sus soldados a este periodista, «dejar pasar los tanques y esperar a sus vehículos de abastecimiento de gasolina para atacarlos». Volar un camión cisterna siempre es más fácil que hacerlo con un blindado, y además a la larga deja al blindado a merced de la falta de carburante. Desde el inicio de la invasión de Putin, y siempre según fuentes abiertas, Rusia ha perdido más de 500 vehículos logísticos que debían alimentar al frente, lo que explica la ausencia de combustible, comida y medicinas que han padecido los rusos en el frente. Tras esto, muchos tanques se quedaron sin gasolina y fueron abandonados por sus tripulaciones. Ucrania presume ahora de tener 34 tanques más que cuando comenzó la guerra.

NUDOS FERROVIARIOS

Otro acierto de los ucranianos fue volar los nudos ferroviarios cercanos a la frontera con Rusia y Bielorrusia, así como las vías que unían ambos países antes de la guerra, «lo que obligó al ejército ruso a tener que usar los caminos en vez de mover tanques en trenes, que suele ahorrar tiempo, gasolina y reparaciones», comenta a una fuente del ejército ucraniano. Los tanques suelen moverse en trenes hasta el frente, pero cuando llegaron ya no había vías para usar y tuvieron que ir por carreteras donde eran vulnerables. Recordemos el famoso convoy ruso de 64 kilómetros, que lo único que mostraba era un gran atasco.

COMBATE URBANO

Quizá el mayor éxito de los ucranianos es haber impedido la toma de grandes ciudades por parte de los rusos, pero también haberle arrebatado algunas posiciones importantes en torno a Kiev. Irpín es el mejor ejemplo de su estrategia, porque allí se enfrentaron con las tropas de élite rusas, las Spetsnaz, y un batallón de chechenos. Los ucranianos se movieron en unidades pequeñas, de tres o cuatro miembros, con gran rapidez para hacer emboscadas y con el conocimiento de cada esquina, con la posibilidad de ser reemplazados volviendo a Kiev en coche a descansar. Ahora, gracias a esa contraofensiva, la artillería rusa ya no tiene a tiro el centro de Kiev.