Alfaz del Pi

Alerta por el éxodo de grandes inversores rusos tras la cancelación de la Golden Visa en España


COMUNIDAD VALENCIANA

Imagen de la entrada de la urbanización de Altea Hills (Alicante)
Imagen de la entrada de la urbanización de Altea Hills (Alicante) – JUAN CARLOS SOLER

RUSIA

Los expertos inmobiliarios advierten del posible descenso de compraventas de lujo en las zonas costeras por la supresión de este visado especial

Joe Biden y el Ejército de Estados Unidos confían en un agua mineral española para su misión en Ucrania

Sigue en directo la última hora sobre la guerra en Ucrania

David Maroto

VALENCIA Actualizado:28/03/2022 

El Gobierno español ha elevado la presión económica sobre Rusia al adoptar la hoja de ruta de otras naciones europeas a la hora de cancelar la concesión de la Golden Visa a los grandes inversores de este país. Esta decisión provocará, según expertos del sector inmobiliario, una caída del volumen de compraventas de viviendas de lujo, sobre todo en la costa mediterránea, donde ha veraneado hasta el propio presidente Vladímir Putin.

De acuerdo con el pronóstico de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), la suspensión de la emisión de autorizaciones de residencia y visados -conocida como Golden Visa- a nacionales rusos, como contraprestación por sus inversiones en diferentes proyectos, negocios y en la adquisición de viviendas, «mermará el volumen de compraventas en las zonas costeras».

Según los datos oficiales que ofrece esta alianza, en 2021 los compradores rusos obtuvieron un total de 159 de viviendas en España, de las que un cincuenta por ciento corresponden a la Comunidad Valenciana, tierra que levanta un especial interés entre los grandes oligarcas de este país, sobre todo la Costa Blanca que baña localidades como Altea.

«El comprador ruso de viviendas ha estado asociado tradicionalmente al segmento de lujo y al turismo, tanto de la costa como de las grandes capitales, especialmente en casas de segunda mano», detalla Iñaki Unsain, presidente de AEPSI. «La cancelación de la Golden Visa no tendrá una gran implicación a nivel nacional, pero sí en las zonas costeras y en las islas donde se verá mermado el volumen de compraventas al ser las zonas más demandadas por las grandes carteras rusas», añade.

El idilio entre los turistas rusos y el encanto que suscita la cultura, la gastronomía y la costa española, ha elevado el precio medio del metro cuadrado hasta los 1.700 euros. Montse Moreno, vicepresidenta de esta asociación empresarial, destaca que en 2021 «los visados alcanzaron cifras récord», demostrando que se trata de «una iniciativa eficaz para atraer capital internacional.

«El hecho de que se vete al inversor llegado de Rusia durante un largo periodo de tiempo podría provocar un éxodo de las grandes carteras rusas de las zonas costeras más deseadas», subraya esta experta inmobiliaria.

Panorámica de Altea (Alicante)
Panorámica de Altea (Alicante) – JUAN CARLOS SOLER

¿Qué es la Golden Visa?

Grosso modo, la Golden Visa consiste en un visado especial diseñado para que inversores extranjeros puedan residir legalmente en España. La Ley 14/2013 de apoyo a emprendedores aprobada hace ocho años por el Gobierno de Mariano Rajoy en plena crisis financiera, tiene como objetivo atraer a grandes fortunas no comunitarias a través de un desembolso significativo de capital.

Permite a los beneficiarios que cumplan sus requisitos residir en España durante un plazo de seis meses a dos años, según el tipo de inversión realizada. Pese a que los británicos continúan a la cabeza en la clasificación de países que más viviendas compran en el territorio nacional, los rusos suponen un porcentaje significativo.

De acuerdo con los datos de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, desde 2013 un total de 1.005 ciudadanos rusos obtuvieron este visado, de los que 938 fueron por adquirir inmuebles en España.

El encanto de Altea

Si para los ingleses Benidorm es el paraíso, para los rusos es Altea. Esta localidad alicantina lleva décadas enamorando a los visitantes de este país del Este de Europa, donde se encuentran empadronados cerca de 700 compatriotas de los 25.000 censados en toda la provincia.

En este municipio costero se ubica Altea Hills, la urbanización de lujo que encandiló a Vladímir Putin y a otras grandes fortunas de su país, en las que algunas de sus mejores viviendas presentan un valor de mercado de más de siete millones de euros. Lujos, discreción y seguridad encumbran una fortaleza en la que se construyó la primera iglesia ortodoxa rusa de España.