Benidorm

Colas para viajar con el Imserso; Torremolinos y Benidorm arrasan

José Francisco Alonso Quelle

JOSÉ ALONSO RIBADEO / LA VOZ

A MARIÑA

PEPA LOSADA

Cataluña sigue siendo el destino con menos tirón entre los jubilados mariñanos

Esta semana llegaron unas de las fechas más esperadas por muchos jubilados, la apertura de las reservas de los viajes del Programa de Turismo del Imserso en temporada baja, tras un año suspendidos por la pandemia y con un notable retraso, de varios meses, sobre lo inicialmente previsto por el Ministerio de Derechos Sociales. En A Mariña y en el conjunto de Galicia el plazo para solicitar plaza fue el martes y el miércoles. Y de nuevo volvieron a formarse colas en momentos puntuales frente a las agencias de viaje, aunque el covid ha hecho su trabajo y la demanda está lejos de la que había antaño, cuando el día de apertura de las reservas la gente esperaba horas y horas a que abriesen las agencias. Con todo, el interés suscitado ha sido más que evidente, como lo acredita que las plazas para casi todos los destinos se agotaron. Tampoco cambian los lugares predilectos para viajar, con Benidorm y Torremolinos al frente. Y en el extremo opuesto, Cataluña.

Otro clásico que se mantiene es el de quejarse por el número de plazas que se asignan a la provincia de Lugo, en particular en destinos con mucha demanda, como las Islas, este año limitado a dos salidas a Puerto de la Cruz (Tenerife).

En la cola del Imserso: «A los viejos no nos queda tiempo para tener miedo»

FINA ULLOA

«Nosotros el miércoles, cuando correspondían la mayor parte de las acreditaciones, tuvimos gente, sin parar, desde las nueve de la mañana», señalaron desde la agencia de Eroski Viajes en Burela. Cubiertas las plazas de la mayoría de destinos de viaje con transporte incluido, se crearon listas de espera. Sí hay vacantes en los viajes sin transporte (que debe correr por cuenta de cliente), pero es una posibilidad que, aunque más económica, no goza de muchos adeptos. También hubo quien ayer volvió por la oficina para demandar un segundo destino o los vacantes en Cataluña, una posibilidad, la de efectuar varias reservas y repetir viajes, que se abre en la convocatoria de este año.

«Me sorprendió que hubiese tanta gente. Se ve que hay ganas de viajar y de salir», añadieron desde Viajes Eroski.

Los precios oscilan entre los 115 y los 405 euros y se han eliminado los paquetes turísticos de 15 días, aumentando las plazas para los viajes de 8 ó 10 días. Ello ha provocado reticencias de algunos clientes, apuntan desde Viajes Rodríguez, de Foz: «Moita xente non quere as viaxes de oito días, porque di que xa perde dous coa ida e a volta».

Los precios

Los precios de este año, con régimen de todo incluido, son para los destinos en la zona costera peninsular (Andalucía, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana) con transporte, de 269 euros para estancias de 10 días y de 212 euros para las de 8. Sin transporte, se reducen a 235,95 y 196,02 euros. Para los destinos en la zona costera insular (Baleares), con transporte, son de 308,37 euros para estancias de 10 días y de 248,96 para las de 8 días. Sin transporte: 236,07 y 195,78 euros. Los viajes turísticos a Canarias, con transporte, cuestan 405,53 euros en las estancias de 10 días, y 330,51 en las de 8 días. Sin transporte: 235,95 y 195,72 euros.

Entre otras opciones de viajar, están las propuestas de turismo interior, circuitos culturales, con 6 días de duración y un precio de 272.71 euros, o de turismo de naturaleza, de 5 días y un precio de 266,81 euros.

«Hai animación, si, pero non a mesma que antes da pandemia, cando se facían colas enormes. Con todo, cubríronse todas as prazas, menos en Cataluña, en zonas como Salou ou Lloret del Mar. O que gusta mais é Benidorm, como primeiro destino, e Torremolinos e as illas, pero este ano solo está Puerto de la Cruz», apuntan desde Viajes Rodríguez. Y señalan otro cambio provocado por la pandemia: «Antes esgotábase todo o primeiro día, pero agora hai quen prefire esperar un pouco, a ver se van quedando prazas libres e como vai evolucionando a pandemia, aló para abril ou maio».