Alfaz del Pi

Los crímenes de ERC que hay que revisar con la ley de Memoria Democrática

La petición de los nacionalistas al Ejecutivo para hurgar en los crímenes del franquismo no contempla que se ponga el dedo en la persecución en la retaguardia catalana de la Guerra Civil y los más de 26.000 muertos

Lluís Companys (en la imagen, tercero por la izquierda), rodeado de miembros del Gobierno catalán, en la cárcel tras el golpe fallido
Lluís Companys (en la imagen, tercero por la izquierda), rodeado de miembros del Gobierno catalán, en la cárcel tras el golpe fallido

CÉSAR ALCALÁ

CREADA.

El PSOE y Unidas Podemos han cedido ante ERC revisar los crímenes del franquismo. Con esta cesión a ERC para revisar los crímenes del franquismo por lesa humanidad, el Ejecutivo facilita que este partido apoye en la Cámara Baja la tramitación de la ley de Memoria Democrática. Para apoyar la ley todo vale, incluso darles carta blanca para un hecho que pertenece a la historia.

Noticias relacionadas


Ahora bien, como que la memoria para algunos partidos políticos solo tiene un color, se olvidan de que en toda historia existen dos partes. En este caso el malo de la película es el franquismo. Sin embargo se olvidan de que ellos, los de ERC gobernaron la Generalidad de Cataluña desde 1931 a 1939. Que Lluís Companys fue presidente autónomo y que, durante la Guerra Civil hubo persecución en la retaguardia catalana. Hablan de crímenes de lesa humanidad para el franquismo. ¿Companys no cometió crímenes de lesa humanidad?

En primer lugar ERC y Lluís Companys se entregaron al dictado de los anarquistas. Al estallar la Guerra Civil les dijo “hoy sois los dueños de la ciudad y de Cataluña”. Ayer, como ahora, tenían la única idea de no gobernar Cataluña, sino conseguir su independencia. Por eso le entregó el poder a los anarcosindicalistas. Estos se dedicaron a represaliar a todos los que no pensaban como ellos, mientras que Companys construía castillos en el aire pensando que Cataluña era un país independiente de España.

Solo en Barcelona se establecieron 49 centros de detención o chekas. Cualquier cementerio de Cataluña fue utilizado para asesinar. Un 70% de los muertos en Cataluña fueron fusilados en cementerios. Esta represión era conocida por Companys. Aunque entregara el control a los anarcosindicalistas, cualquier movimiento que estos hacían era conocido por Companys. Con lo cual es tan responsable como los otros de los asesinatos cometidos en la retaguardia catalana.

¿Cuántas personas fueron represaliadas en la retaguardia catalana? Hasta el momento presente se había dado como buena la cifra de 8.352 personas. Estudios reciente realizados por el que firma este escrito han variado la cifra. Durante toda la guerra civil se falsificó el motivo por el cual habían muerto las personas inscritas en el registro. El 70 % de los inscritos fallecieron por tuberculosis, hemorragia cerebral, enfermedades del corazón, diarrea y enteritis, nefritis o senilidad. Este hecho es muy extraño.

Se ha comprobado que personas asesinadas por un disparo en la cabeza eran inscritas con una causa de muerte de “hemorragia cerebral”. Sin más explicaciones. El dictamen no mentía, pero obviaba el motivo de la hemorragia. Lo mismo ocurrió en las provincias de Gerona, Tarragona y Lérida. El cónsul Antonov-Ovseenko y José María Bertrán de Quintana ya apuntaron, durante la guerra, que la de represaliados era muy superior a la que declaraba la Generalidad.

Bertrán de quintana estimó que la cifra total de víctimas podría superar los 12.000 muertos. El cónsul Antonov-Ovseenko contabilizó más de 8.000 muertos antes de mayo de 1937. El fiscal Ricardo Querol Giner afirma que en agosto de 1936 había, en el depósito del Hospital Clínico de Barcelona 5.000 cadáveres. Así pues, teniendo en cuenta los datos recopilados por el que suscribe en los últimos tiempos, se puede concluir que en la retaguardia catalana se asesinó un mínimo de 26.606 personas.

Todos estos muertos, asesinados durante la presidencia de Lluís Companys en la Generalitat de Cataluña, no tiene la menor importancia para ERC. No les importan porque ellos son los culpables de esas muertes. Ahoar bien, no les cae la cara de vergüenza porque consideran que esas muertes son daños colaterales. Ellos estaban preparando una independencia y, en toda revolución debe haber muertos. El problema es otro. Esas 26.606 eran tan catalanes como los miembros de ERC, Estat Català, Unió de Rabassaires, CNT o FAI. Perdieron la vida por el simple hecho de ser católicos, de derechas, empresarios, burgueses, sacerdotes, monjas o por revanchas. Ese fue su delito.

Teniendo en cuenta todo esto, cuando se apruebe y entre en vigor la ley de Memoria Democrática, ¿alguien revisará los crímenes de Lluís Companys, ERC y el anarcosindicalismo por lesa humanidad durante la guerra civil española?