LA VILA DEPORTES

Se inician los trabajos de la primera fase de restauración de la torre del Dr. Esquerdo en La Malladeta

La actuación será ejecutada por la empresa Cúpola especializada en restauración de monumentos y tendrá un coste de 27.000 euros

Ayer martes se firmaba el acta de replanteo de la primera fase de las obras de rehabilitación de la torre del Dr. Esquerdo. El proyecto ha sido elaborado por el GIRA, Grupo de Investigación en Restauración Arquitectónica de la Universidad de Alicante, y será ejecutado por la empresa especializada en restauración de monumentos Cúpola, recayendo la dirección de las obras en la arquitecta del GIRA, Yolanda Spairani, especialista en restauración monumental.

La redacción del proyecto ha supuesto un desembolso de 5.445 euros, siendo el coste previsto de las obras de 21.554 euros.  Está previsto que la ejecución del proyecto finalice antes de finales de este año y ello supondrá una importante mejora en las condiciones de conservación y protección del monumento.

La torre, que se levanta sobre el cerro de La Malladeta, es una de las imágenes más típicas de la costa de la Vila Joiosa, desde que la mandó construir en 1903 el famoso José María Esquerdo Zaragoza, introductor de la moderna psiquiatría y de la terapia ocupacional en España, y jefe nacional del partido Republicano Progresista. Se recorta sobre el cerro donde hubo un santuario íbero y romano, a la entrada de la Vila viniendo desde Alicante, lo que le confiere el valor de icono del patrimonio de la ciudad. 

La Concejalía de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de la Vila Joiosa, en colaboración con el área municipal de urbanismo, va a proceder a realizar la primera fase de la restauración de la torre, que conserva su estructura, para devolverla al paisaje vilero en su aspecto original.  La torre está protegida como Bien de Relevancia Local. Esquerdo la construyó como estudio y biblioteca  en la cumbre de uno de los parajes más queridos por los vileros, La Malladeta, imitando las torres vigía costeras del Renacimiento. Desde allí dominaba gran parte de la costa alicantina, así como el sanatorio mental que había construido en la vecina playa del Paradís.  

La torre en la actualidad tiene las paredes deterioradas por la humedad y por grafiti. El exterior se consolidó hace tiempo con un mortero de cemento Portland que con el paso de los años está aumentando la degradación de los paramentos, ya que dicho mortero tiene poca transpiración, es muy rígido y aporta sales al muro. Las actuaciones a realizar en esta primera fase van dirigidas a frenar el deterioro de esas paredes exteriores, retirando el cemento y sustituyéndolo por morteros compatibles con los originales de la fábrica de la torre, que se conservan en algunos puntos, de forma que recupere en breve su aspecto original. Igualmente se va a mejorar sustancialmente la protección del acceso al interior mediante rejas en sus dos puertas. 

Desde el área de Patrimonio Histórico se ha querido expresar la satisfacción que supone esta actuación para la adecuada rehabilitación de esta torre tan icónica en el paisaje de nuestro municipio.