LA VILA DEPORTES

Finalizan las obras de restauración del campanario de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción de la Vila Joiosa

El campanario queda nuevamente al descubierto después de meses de trabajo que han permitido recuperar su potencial, belleza y color del enlucido que cubría originariamente la torre

Las obras de restauración de la torre del campanario de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de la Vila Joiosa han finalizado. Desde hoy, la torre-campanario queda nuevamente al descubierto después de semanas de trabajo que han permitido recuperar su potencial y belleza, y el color original del enlucido que cubría originariamente la torre.

El alcalde de la Vila Joiosa, Andreu Verdú, acompañado del párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Juan José Ortega, y la dirección de obra, han visitado la torre del campanario para comprobar el estado final de las obras ejecutadas.

Andreu Verdú, durante la visita a la torre-campanario, decía sentirse “muy satisfecho” por el resultado de estas obras que permitirán preservar este elemento icónico y emblemático del perfil urbano de la Vila Joiosa, “que tiene un alto valor patrimonial, y parte fundamental de la historia de los vileros y vileras”.

Los operarios han estado trabajando durante meses en la restauración de la torre para llevar a cabo el proyecto que contemplaba una actuación sobre el revestimiento exterior, considerada con carácter de urgencia en dicho proyecto, ejecutar trabajos sobre el remate final de la torre -donde están los pináculos-, y la restauración de las campanas, para la colocación de yugos de madera en sustitución de los de hierro, reduciendo así su peso y mejorando su calidad sonora. Las campanas, a falta de ser colocadas, volverán en breve a resonar en la torre de la iglesia de la Vila.

Esta actuación, recogida dentro del proyecto de restauración global de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, ha sido financiada por la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y parcialmente por el Ayuntamiento de la Vila Joiosa, con una contribución consistorial de 50.000 euros.