Uncategorized

Desmintiendo los cinco bulos de Pablo Casado sobre Clara Campoamor

“El problema es que Clara Campoamor ha pasado de ser una mujer olvidada a ser una mujer manipulada. Hoy ha tenido una intervención Pablo Casado en la que, en un minuto y medio, ha dicho cinco mentiras, o cinco medias verdades para las cuales no hay aritmética: dos medias verdades no suman una verdad, suman dos mentiras”, la polémica de Isaías Lafuente

+ISAÍAS LAFUENTE

Madrid0

El problema es que Clara Campoamor ha pasado de ser una mujer olvidada a ser una mujer deseada, y a ser una mujer manipulada y utilizada como arma arrojadiza contra el adversario, sobre todo el Partido Popular se lo lanza constantemente al PSOE negando algunos datos que son objetivos. Y hoy ha tenido una intervención Pablo Casado en la que, en un minuto y medio, ha dicho cinco mentiras, o cinco medias verdades para las cuales no hay aritmética: dos medias verdades no suman una verdad, suman dos mentiras. 

La primera: “La izquierda se intenta apropiar cuestiones históricas que no le corresponde. en esos años el Partido Socialista no apoyaba el sufragio femenino”. En esos debates, el PSOE no solo apoyó, es que de los 161 votos con el que se aprobó el sufragio femenino, 83 fueron del Partido Socialista. Quienes dejaron solos a Clara Campoamor fueron los Liberales.

La segunda: “No hay más que leer los diarios de sesiones de la diputada Kent para leer lo que decía sobre por qué las mujeres no debían votar”. Es bueno leer los diarios de sesiones para saber lo que decía Victoria Kent pero ella no era del Partido Socialista, era del Partido Radical Socialista.

La tercera: “No hay más que recordar al diputado de partidos que formaron parte del Frente Radical y del Frente Popular como Ayuso, decir que las mujeres no debían de votar hasta los 55 años, por cuestiones biológicas que no voy aquí a recordar”. Es bueno recordar, este Manuel Hilario Ayuso, dijo que las mujeres podrían votar a los 45 años porque, efectivamente, las mujeres eran histéricas, pero con la menopausia se tranquilizaban y ya podían ejercer el derecho al voto. Este hombre tampoco era del Partido Socialista y estuvo en un partido que era el Partido Republicano Federal, que nunca formó parte del Frente Popular, como ha dicho Pablo Casado.

La cuarta: “No hay más que ver cómo incluso aprobado ya el sufragio femenino Kent volvió a intentar que se retrasara hasta que las mujeres hubieran votado en dos elecciones municipales. No hay más que recordar como el líder del Partido Socialista asumió esos postulados en contra de los partidos más moderados o de las mujeres diputadas más liberales cómo es el caso de Clara Campoamor”. Bueno no había mujeres diputadas liberales, había solo dos mujeres, una de las cuales era Clara Campoamor. Pero a parte de este plural un poco inconcreto vuelve a incidir sobre la figura de Victoria Kent como si fuera del Partido Socialista, que no lo era, pero es que después dice que el líder del Partido Socialista se sumó a las tesis de Kent, y nada más alejado de la verdad, nada más mentira, porque el líder era Francisco Largo Caballero y en esos debates votó por tres veces a favor del sufragio femenino, como hicieron los otros 83 diputados del Partido Socialista.

La quinta: “Esa libertad que se conquistó allá por los años 30 y ahora parece imposible que haya que reivindicarlo es algo que tiene mucho que ver con las ideas de libertad que muchos años después dieron lugar a nuestra familia política: en España allá por la Transición, en Europa cuando se configuró el Partido Popular como legado de los padres fundadores de la Unión”. Y aquí el que ha comenzado diciendo que la izquierda se apropia de la figura de Clara Campoamor, ahora él, desde la derecha, se aprovecha de todo lo que hizo Clara Campoamor en los años 30.  Hombre, hablando de familias sí que habría que recordarle a Pablo Casado, que la dictadura de Franco acabó con los derechos que Clara Campoamor con el apoyo de todos estos diputados conquistó. Y fue el miembro de uno de los gobiernos de Franco, Manuel Fraga, el fundador y de la familia de Pablo Casado. Convendría medir un poco más las palabras porque puede ser o ignorancia o mentira y a cual de las dos opciones es peor. 

Categorías:Uncategorized