Uncategorized

Pedro Sánchez no frena el desgaste y el PSOE cae por debajo de los 100 escaños

EL PANEL Sondeo (II)

Los cambios en el Ejecutivo no logran invertir la tendencia y el PP se consolida en cabeza y podría gobernar con Vox

  • ROBERTO BENITO

Actualizado Lunes, 6 septiembre 2021

Ver 85 comentarios

Si Pedro Sánchez se proponía arrancar el nuevo curso político ofreciendo una imagen de recuperación del Gobierno y su partido, por el momento hay que concluir que no lo está consiguiendo. Los datos que ofrece el Panel de EL MUNDO-Sigma Dos muestran que el desgaste del jefe del Ejecutivo continúa y sitúan por primera vez a los socialistas por debajo del 25% de intención de voto y de los 100 escaños.

El PSOE no estaba por debajo de esa peligrosa barrera desde antes de que Sánchez llegara a La Moncloa. Estando en el Gobierno nunca había tenido un desgaste tan pronunciado. El sondeo le da una intención de voto del 24,4%, con 98 escaños. Totalmente insuficiente para seguir en el poder y a mucha distancia ya del PP, que lidera por quinto mes consecutivo el Panel, con un 29,1% y 131 diputados, y amplía su ventaja.

Es evidente que Sánchez es consciente de que ha perdido la confianza de miles de españoles y este verano realizó una profunda crisis de Gobierno, en la que prescindió de quienes habían sido hasta ahora sus principales colaboradores –Carmen CalvoJosé Luis Ábalos e Iván Redondo– para dar entrada a caras nuevas. El objetivo es precisamente volver a ganarse la confianza de los electores perdidos en los dos años que quedan hasta las elecciones, que desde las filas socialistas se conciben prácticamente como una nueva legislatura. Es muy pronto para valorar si los cambios en el Ejecutivo han surtido efecto, pero lo que es seguro es que no han conseguido frenar la tendencia a la baja.

El Gobierno acumula un duro castigo como consecuencia de la gestión de la pandemia de Covid-19 y la acumulación de problemas en el último año, y tomó una decisión tan impopular como los indultos de los dirigentes independentistas catalanes condenados por sedición y malversación por el 1-O. A todo ello se ha sumado ahora la subida imparable del recibo de la luz, que se ha convertido en el problema más importante a resolver por el Ejecutivo, cuyas gestiones hasta ahora no han tenido ningún éxito.

El otro partido del Gobierno, Unidas Podemos, no obtiene mucho mejor resultado. En su caso, suma su complicado papel en el asunto de la luz al desorden interno que provocó la dimisión de Pablo Iglesias el pasado mes de mayo, tras su fracaso en las elecciones de Madrid. Con un liderazgo sin definir, repartido entre el dúo Ione BelarraIrene Montero, por un lado, y Yolanda Díaz, por el otro, el Panel le da un 10,3% de intención de voto y 22 escaños. Son 13 menos que su representación actual y muy cerca de bajar de la barrera del 10%, punto a partir del cual la sangría de diputados puede ser muy importante.

En suma, la coalición de Gobierno pasaría de sus 155 escaños actuales a sólo 120. Un retroceso muy fuerte de 35 diputados que ni siquiera se ve compensado por el crecimiento del tercer partido de izquierdas nacional, el Más País de Íñigo Errejón. Sigue con el impulso logrado tras su éxito en las elecciones de Madrid, donde fue segunda fuerza, pero está en el 4,1%, con ocho escaños, y además habiendo perdido casi un punto durante el verano. Totalmente insuficiente para compensar las pérdidas del PSOE y Unidas Podemos.

En el lado contrario, el PP continúa su buena relación con las encuestas. Se mueve en el entorno del 30% de intención de voto y los 130 escaños desde hace medio año y no parece retroceder. En esta entrega del Panel, Pablo Casado arranca el curso político con el 29,1% y 131 diputados. Su intención es consolidar esta tendencia, motivo por el que los populares prevén desplegar una intensa actividad política en otoño, con una cita clave en Valencia a principios de octubre, en una convención que el partido está organizando por todo lo alto.

Casado se ve camino de La Moncloa, pero para ello necesitará inexorablemente a Vox. El partido no decae pese al crecimiento del PP y se mantiene con el 14,9% y 47 escaños. Es la formación que más fidelidad de voto tiene -es decir, votantes de las últimas elecciones de 2019 que manifiestan que lo votarán de nuevo- y Abascal es el líder mejor valorado por sus propios electores. Eso quiere decir que la labor de oposición al Gobierno de Vox satisface a sus simpatizantes, que ha conseguido formar un electorado fiel y que jugará un papel determinante si Casado logra ganar las elecciones.

MAYORÍA MÍNIMA

Entre ambas formaciones suman en este momento 178 escaños, suficientes para gobernar, pero demasiado cerca de los 176 necesarios. PP y Vox tienen ya la experiencia de gobiernos autonómicos, como Andalucía o Madrid, pero en ellos el partido de Abascal siempre ha preferido dar apoyo parlamentario desde fuera, sin entrar en los ejecutivos. Está por ver si el líder de Vox repetiría la fórmula a nivel nacional o si, por contra, pediría a Casado ser vicepresidente, a la manera en que Pablo Iglesias lo hizo con Pedro Sánchez.

El último partido nacional en discordia es Ciudadanos, que si bien no se hunde hasta su desaparición, se mantiene en datos muy malos. En este arranque de curso político ha conseguido recuperar el 3% de intención de voto (3,1%, en concreto), pero con un solo escaño. En principio, este resultado no le daría ningún papel en un escenario postelectoral, aunque dadas las estrecheces de las mayorías parlamentarias nunca se sabe. No hay que olvidar que Pedro Sánchez es presidente gracias al voto de un diputado de Teruel Existe.

La sangría de votos de Ciudadanos es casi unidireccional hacia el PP, que ha conseguido quedarse con la mayoría de su electorado. Hay otra parte que va a Vox y es muy llamativo que el Panel muestre que el PSOE no logra captar nada en este caladero.

Pedro Sánchez, por tanto, tiene mucho trabajo por delante si quiere al menos recuperar a su electorado de 2019. El presidente del Gobierno confía en que los dos años que quedan de legislatura sean los de la «recuperación» y que ello rente al PSOE. El sondeo de Sigma Dos señala que el pesimismo económico sigue siendo predominante en la sociedad y que un 29% de los votantes socialistas tiene una imagen mala o muy mala del Gobierno. Sacar a ese electorado perdido de esa visión negativa será su objetivo. El de Pablo Casado, por contra, el de ofrecer una alternativa convincente.

Ficha técnica

Población: Personas de 18 y más años residentes en España.

Técnica: A través del Panel Sigma Dos by Trust Survey. Metodología mixta telefónica (CATI) / on line (CAWI) / RRSS.

Muestra: 1.050 entrevistas.

Selección de la muestra: En entrevista telefónica, selección aleatoria de hogar y aplicación de cuotas de sexo y edad en la selección de la unidad última. En el panel, asignación proporcional por sexo y grupo de edad. Distribución proporcional por CCAA. Margen de error: ±3,16% para un nivel de confianza del 95.5%, y en el supuesto de variables con dos categorías igualmente distribuidas.

Fecha del trabajo de campo: 30 de agosto al 2 de septiembre 2021.

Realización: SIGMA DOS.

Dirección: José Luis Rojo Gil.

Categorías:Uncategorized