Alfaz del Pi

L’aLFÀS.-El Consell reabre el acceso a la Serra Gelada tras la ola de calor

martes, 17 agosto 2021

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha reabierto hoy el acceso a la Serra Gelada, una vez pasada la ola de calor que motivó, como medida de precaución, la restricción de la movilidad en 15 parques naturales de la Comunitat Valenciana.

“La situación de calor extremo que hemos vivido los últimos días requería la máxima prudencia y la colaboración ciudadana para prevenir la posibilidad de incendios forestales”, ha destacado el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de l’Alfàs, Luis Miguel Morant.

En el caso de la Serra Gelada, había quedado cerrado al tránsito el Camino al Faro de l’Albir, así como la circulación por cualquier camino o senda del parque natural, incluido el acceso a las calas de la Mina y del Metge.

El titular de Medio Ambiente ha agradecido la comprensión de la ciudadanía y ha destacado la atención prestada por los trabajadores municipales que operan en la Serra Gelada y por el personal de la brigada del parque natural.

Desde hoy martes, las restricciones de movilidad se suspenden y se puede circular con normalidad por el parque natural de la Serra Gelada.

La Serra Gelada es el primer parque marítimo terrestre de la Comunidad Valenciana, con una superficie protegida de más de 5.500 hectáreas. La ruta al Faro de l’Albir, la segunda más visitada de la Red de Espacios Naturales de la Generalitat, es ideal para la práctica del senderismo, un recorrido de 5 kilómetros de distancia totalmente accesibles para personas con problemas de movilidad.

El itinerario permite al visitante disfrutar de unas espectaculares vistas del Mar Mediterráneo, de los acantilados, las Caletas del Metge y de la Mina… Una ruta que combina a la perfección naturaleza e historia, con las minas de origen fenicio y de posterior explotación romana de las que se extraía ocre, el aljibe, la Torre Bombarda o el Centro de Interpretación Faro de l’Albir, abierto al público en 2011 por el Ayuntamiento de l’Alfàs, donde se recrea la vida de los antiguos torreros y se visibiliza la rica fauna y flora del parque natural.