Benidorm

AUTOCARAVANA VIVIR


Ventas benidorm y comarca

Grupo público ·746 miembrosMiembroInvitarVentas benidorm y comarcaMiembroInvitarLeopoldo David Bernabeu Lopez compartió una publicación.1mte4 doeaSfS houneaoglosto epa ohnooalsadoorgsen oh2S1:19da  · +22Autocaravana VivirEnviar mensajeAutocaravana Vivir1mte4 doeaSfS houneaoglosto epa ohnooalsadoorgsen oh2S0:21da  · DE LA COSTA DE LA LUZ A PORTUGAL, ¿TE VIENES?.Dos días sin escribir, al menos esta crónica diaria, y cuando echo la vista atrás para resumir los momentos más interesantes de estos días, parece que ha pasado un siglo. Supongo que es a esto a lo que por ahí llaman Vivir, perder la noción del tiempo, nada que ver con esos días, esas semanas… que se suceden una a la otra y nunca pasa nada. Lo que también se conoce por monotonía.Dejé mi aventura aparcada con la propuesta de hablaros sobre la noche de estrellas fugaces, que al final no fue una, sino dos. La primera la viví con la intensidad de verme solo ante el firmamento junto al borde que limita el parque de Doñana, y la segunda, nada que ver, secuestrado entre docenas de coches atraídos por el eco de la noticia, poniendo distancia con las luces y buscando la paz de la noche para disfrutar el espectáculo, estropeándolo por supuesto, como casi todo cuando se masifica.Me quedo con la primera, en la que además me volví a poner mi camiseta de Maeng-ho, sabiendo como así fue, que era la última noche en este mundo de mi amigo y Maestro Eduardo Martín. Él sabe que lo he despedido en la distancia con mi homenaje particular. Y dediqué toda la jornada, la segunda que pasaba en el mismo lugar por primera vez en este viaje, a recorrer los seis kilómetros de playas, paseos, rutas y vida que destila la turística villa de Matalascañas, en recuerdo, tengo que añadir, al viaje que mis padres realizaron por ahí hace muchos años.

Me vino bien este paréntesis de calma, porque si Aquitania me gustó, Independencia de Javier Cercas me hipnotizó. Novela increíble con paralelismo añadido a la absurda mentira en la que viven demasiados catalanes de bien.Había que seguir. Quería recordar la única vez que estuve por la otra parte de la costa onubense, cuya capital visité tan solo para repostar y fotografiar el estadio colombino, donde todavía juega el decano del fútbol español. Y en dirección Lepe, pasé por la abarrotada Islantilla para acabar en Isla Cristina, precioso pueblo marinero que me ha encantado por la alegría y la cordialidad de su gente. El sur tiene mucho que mejorar con respecto al norte en infraestructura y mucho que enseñar a sus vecinos en amabilidad.En cualquier caso, orgulloso de pasear el nombre de BENIDORM a través de esta JAPPI EXPERIENCE por toda la Costa de La Luz, además de todas las otras costas andaluzas, desde Almería hasta Huelva.Hoy he puesto la guinda comiendo en Ayamonte mientras hablaba de Benidorm y preparaba el asalto definitivo a Portugal, donde ahora me encuentro acampado en un fantástico lugar de Albufeira, no sin antes haber parado y visitado la legendaria ciudad de Faro, donde se respira historia y tradición por todos sus poros. La nación lusa es capítulo aparte.