Benidorm

La última técnica de los ladrones en Benidorm: simulan un regate de fútbol para asaltar a los turistas

SUCESOS

La Policía Nacional detiene a cuatro personas y recupera 3.000 euros en patinetes eléctricos y otros objetos robados

J. L. F.

ALICANTE

 Actualizado:13/08/2021 

Cualquier treta vale para sorprender a los turistas y robarles al descuido. Una de las últimas técnicas consiste en simular un regate de fútbol tras dejarse caer encima de la víctima abrazándola y colocando una pierna por delante y otra por detrás. La Policía Nacional ha detenido a cuatro consumados ladrones y recuperado objetivos robados por un valor de 3.000 euros a visitantes y residentes en Benidorm.

La investigación se centra en delitos de hurto y se han esclarecido cuatro delitos patrimoniales, tal como ha informado la Jefatura Provincial en un comunicado.

Los detenidos, tres varones de origen magrebí (Marruecos y Argel) y un español, con edades comprendidas entre los 20 y 24 años realizaban los hurtos al descuido y, en ocasiones, utilizando esa técnica conocida como el «regateo», así como robos con violencia.

Se han recuperado un pasaporte belga y tres patinetes eléctricos, entregados a sus propietarios.

La primera víctima

El pasado mes de julio, un ciudadano residente de la ciudad solicitó la presencia policial urgente en las inmediaciones de Rincón de Loix de Benidorm, puesto que acababa de ser víctima de un delito de hurto, describiendo que, un varón, le había abrazado y había simulado un regate de balompié como distracción para arrebatarle su terminal móvil valorado en 1.100 euros, tras lo que huyó a la carrera introduciéndose en un edificio de las inmediaciones.

Varias dotaciones de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, llegaron rápidamente al lugar, entrevistándose con la víctima, localizando seguidamente el inmueble donde se alojaba el presunto autor del hecho delictivo. Poco después, los agentes, acreditaron que el individuo que acababa de cometer el hecho delictivo, compartía piso con otros tres varones. Los policías observaron que, los implicados, tenían en su poder un pasaporte a nombre de un ciudadano belga y varios patinetes eléctricos de los cuales no podían argumentar su legítima procedencia. Por todo ello, fueron detenidos y trasladados a la Comisaría de la Policía Nacional en Benidorm.

Posteriormente, localizaron a cuatro denunciantes que, en la semana anterior, habían sido víctimas de varios delitos menos graves de hurto y un delito de robo con violencia, a quienes les entregaron los efectos recuperados.

Los cuatro detenidos, tras su comparecencia judicial, quedaron en libertad.