Alfaz del Pi

El Parque Natural Serra Gelada concentra la mayoría del turismo náutico de la Marina Baixa

martes, 10 agosto 2021

 En plena época de restricciones, y limitaciones de movilidad geográfica, el mar se ofrece como una alternativa para disfrutar de una forma lúdica de la libertad arrebatada por la pandemia en tierra firme. No es casualidad que la demanda de títulos oficiales para poder manejar todo tipo de embarcaciones se haya disparado en los últimos meses. Este invierno se ha producido un aumento de solicitudes de titulaciones náuticas porque mucha gente quiere disfrutar de espacios abiertos y en verano el mar es un gran espacio de esparcimiento .

La Serra Gelada es el único Parque Natural de la Comunidad Valenciana que reúne un espacio protegido de tierra y mar. La parte continental es accesible y conocida gracias a sus numerosas sendas y rutas, pero hay lugares a los que solo se puede llegar desde una embarcación y desde el mar se ofrece una visión completamente diferente.

  En los puertos de la Marina Baixa han crecido el número de empresas que ofrecen múltiples opciones de navegación que hacen muy accesible la posibilidad de salir navegar o a pasar el día en el mar o al abrigo de una cala como las del parque Natural Serra Gelada , ya que tampoco es necesario saber navegar, porque siempre se puede contratar a un patrón que cuida de todo los usuarios solo tienen que preocuparse de disfrutar.

Por otra parte desde las empresas dedicadas al sector náutico se ha notado que el público que solicita estos servicios es cada vez más joven. Por otra hay quien en vez de alquilar un hotel o apartamento prefiere pasar una semana en un barco y disfrutar asi de una experiencia diferente gracias también los abrigos que ofrece el parque natural Serra Gelada desde la Isla de Benidorm hasta las calas del Albir en l’Alfàs del Pi, donde la concejalía de Turismo Playas y Medio Ambiente ha aumentado el número de los amarres para evitar el fondeo con anclas y donde el servicio socorrismo de la playa realiza una estrecha vigilancia del comportamiento de las lanchas y veleros fondeados, con una embarcación ligera.