Benidorm

La Policía Nacional de Benidorm detiene a tres personas por sustraer sellos valorados en 5.000 euros

Los ladrones también se apoderan de una cartilla bancaria con la que sacan dinero en efectivo de la cuenta de la víctima

R. B

La Policía Nacional de Benidorm ha detenido a tres personas por sustraer más de 200 sellos de los años 1950 valorados en 5.000 euros. Los agentes del Grupo V de Policía Judicial de la Comisaría Local encargados de la investigación de los delitos patrimoniales han arrestado en el marco de una laboriosa y compleja investigación a dos hombres y una mujer por hurto, estafa y usurpación del estado civil.

Todo comenzó cuando el 29 de mayo un hombre denunció que unos amigos de su pareja le habían sustraído unos 200 sellos de la etapa preconstitucional española aprovechando que les había permitido pernoctar en su domicilio durante una noche. La víctima, que tuvo que ausentarse de su vivienda, fue alertada por su pareja días más tarde puesto que descubrió a uno de los invitados buscando objetos de valor por el inmueble e intentando forzar una caja de caudales de la víctima.

Pruebas documentales

El denunciante, además, manifestó que le habían quitado una cartilla bancaria con la que habían retirado 500 euros en efectivo en una sucursal de la ciudad. Rápidamente los agentes obtuvieron pruebas documentales y digitales donde identificaron a los dos varones arrestados, que se habían hecho pasar por la víctima en la entidad bancaria.

Una vez practicadas las tres detenciones de los implicados, los agentes tuvieron conocimiento que uno de los detenidos había vendido los sellos a un tercero con el objetivo de saldar una deuda económica. Los policías identificaron a la persona que los tenía en su poder y los recuperó casi en su totalidad días después. Luego se los entregaron a su legítimo propietario, pero en un estado de conservación muy deficiente, por lo que habían perdido gran parte del valor de mercado.

Una vez prestaron declaración en dependencias policiales, los detenido fueron puestos en libertad a la espera de comparecer ante el juez