Benidorm

Zaplana y un testaferro critican que se relacione el caso Erial con Terra Mítica

El exministro dice que mencionar ahora el parque como origen de los fondos muestra “el carácter prospectivo” de la causa – Grau niega vinculación alguna

Zaplana y Grau

Zaplana y Grau

Laura Ballester

València | 03·08·21 

Críticas a los investigadores de dos de los principales acusados en el caso Erial -Eduardo Zaplana y Francisco Grau- por relacionar sin fundamentos, según sus argumentos, las cuentas de Andorra investigadas con presuntas comisiones procedentes de la construcción y puesta en marcha de Terra Mítica. Unas alusiones que parecen haber molestado tanto a Zaplana como a Grau. El primero lanza la socorrida puya de que la jueza y el Fiscal Anticorrupción están realizando una investigación «prospectiva». El segundo niega cualquier relación con el parque temático.

«Que a estas alturas de la instrucción se mencione ahora a Terra Mítica como posible origen de los fondos presuntamente blanqueados, muestra cómo la investigación se va alejando progresivamente de lo que fue su origen y al mismo tiempo evidencia el carácter prospectivo de la presente causa, lo que a su vez motiva que se dilate de forma también indefinida en el tiempo», critica la defensa del expresidente de la Generalitat en un escrito al que ha tenido acceso Levante-EMV.

Francisco Grau también alega en otro escrito que «nunca ha tenido relación alguna con Terra Mítica (ni siquiera ha visitado el parque de atracciones)» por lo que pide a la UCO «que aporte copia impresa del documento de donde extrae» que Grau tuvo vinculación con Terra Mítica. Curiosamente el currículum al que alude Grau lo encontró la Guardia Civil en uno de los ordenadores del economista.

Grau también insta al Juzgado de Instrucción 8 para que Terra Mítica identifique «cualquier cargo que haya ostentado en la entidad Francisco Grau Jornet (administrador, apoderado) o relación que figure con el mismo (asesoría), así como relación de pagos efectuados al mismo».

El parque temático Terra Mítica ubicado en Benidorm fue el primer proyecto faraónico que impulsó el expresidente de la Generalitat, también el primer gran fiasco de los grandes eventos de la anterior década y el primer caso en ser judicializado en la etapa del PP al frente de la Generalitat. La UCO de la Guardia Civil recogía en uno de los últimos informes aportados a la causa la coincidencia en el tiempo del ingreso en cuentas de Andorra de grandes cantidades de dinero por parte de uno de los presuntos testaferros de Zaplana, Joaquín Barceló, y las acusaciones contra Zaplana de haber cobrado comisiones por la construcción de Terra Mítica.

«Coetáneos a estos ingresos en estas cuentas bancarias relacionadas con Joaquín Barceló en Andorra, se observan una serie de anotaciones en la agenda personal de Eduardo Zaplana, que se podrían corresponder con una acusación contra el propio Eduardo Zaplana sobre el presunto cobro de comisiones ilícitas en relación al desarrollo del parque temático de Terra Mítica», aseguran los agentes de la UCO en el informe aportado a la causa.

Anotaciones en la agenda

Los agentes de la Guardia Civil se fijan, sobre todo, en las anotaciones que el exministro hizo en su agenda el 12 de mayo de 2006: Al mediodía celebraba el XXV Aniversario de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP). Y a las 13 horas anotó en la agenda la bomba informativa del día: «Noticia: Denuncia diputados PSOE comisiones T. Mítica».

Tras estas revelaciones, Zaplana se reunió el 14, 19 y 24 de mayo de 2006 con sus dos presuntos testaferros, Joaquín Barceló y Francisco Grau, «que en aquel momento ostentaban cargos en la sociedad Terra Mítica» , según la UCO. Grau fue miembro de la comisión de control de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y representante de la entidad bancaria en Terra Mítica. Y Joaquín Barceló, el otro presunto testaferro y titular de las empresas investigadas en Erial, fue director general de relaciones institucionales del parque de Benidorm.