Benidorm

Redes comenta el libro Samuel

José Antonio Piqueras

9 dSetrrSp onncjSSdfauatmlnmosoio a rlease a22:St5mdsh7d  · Samuel Langhorne Clemens fue muy conocido en su casa a la hora de comer. Nos ha pasado a muchos, no creáis. Pero su genio cristalizó cuando escribió este libro, magníficamente ilustrado y de cuya edición, maravillosa, doy cuenta en este post. Yo fui uno de esos niños que no pudo leer “Las aventuras de Huckleberry Finn” porque no estaban en las baldas de la biblioteca municipal de Benidorm. Vi la película pero no leí el libro hasta muy tarde, ya me afeitaba, y por entonces ya tenía algún dinerillo. Esta obra que os recomiendo vivamente es un regalo del cielo y os podrá aportar luz sobre el por qué este gigante de las letras norteamericanas decidió utilizar el seudónimo de Mark Twain.La edición tira para atrás. Impresionante. Rascaos el bolsillo, porque merece la pena. Algunos -sólo algunos, aunque crece el número- de nuestros políticos, si lo leen se van a caer de culo:1. Por leerlo. Exige un cierto grado de concentración. No todo el monte es orégano.2. La vida es dura. Y antes lo fue mucho más, sin duda. 3. Hubo un tiempo en que los negros no eran blancos.4. Las anécdotas incluidas en la literatura juvenil, antes de la tontuna actual que no nos deja pensar, no se paraban en mientes. La vida dejaba de serlo cuando tocaba. Y tocaba a menudo.5. Huckleberry Finn, como antes Tom Sawyer, era, a ojos de “HOY” un racista de tomo y lomo.O sea:1. Evidentemente hay que erradicar el racismo.2. La “memoria histórica” es una gilipollez. Lo que pasó, pasó. Y, por ejemplo, si mis hijas se deciden y me dan un nieto, ya me encargaré yo de que disfrute con los libros de Mark Twain. Y le explicaré: Huckleberry ayudó a Jim, negro como un tizón, porque era un corazón puro y no un hijo de puta.3. Stop a la censura. Que nos dejen leer, disfrutar, reflexionar, analizar y sacar conclusiones. 4. Si exceptuamos a mi mujer, no hay nada más bonito que la libertad.

29Cecilio González Muñoz, Rosa Perez y 27 personas más1 comentarioMe gustaComentar