Benidorm

Benidorm implantará en otoño un innovador sistema de guiado de personas en el Casco Antiguo

Fecha: 05/07/2021

La herramienta NaviLens se basa en códigos de colores que pueden ser leídos con un smartphone y que orientan al usuario

Este proyecto de accesibilidad ya funciona en ciudades como Nueva York y  ha recibido una subvención de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas 

El Ayuntamiento de Benidorm va a implantar en otoño en el Casco Antiguo un innovador sistema de marcadores para el guiado de personas: NaviLens. Se trata de “una herramienta de desarrollo español y que si bien está pensada y diseñada para facilitar la accesibilidad a las personas con discapacidad visual, puede ser empleada por cualquier usuario”, tal y como ha explicado hoy el alcalde, Toni Pérez. 

El alcalde ha incidido en que este proyecto, que estará plenamente implantado en los primeros compases del otoño, “está en absoluta sintonía con los planes de Accesibilidad Universal y Turística de la ciudad, y nos permite avanzar en nuestro objetivo de alcanzar la plena accesibilidad en un arco temporal lo más reducido posible”. 

“Nuestro proyecto va más allá de emplear los NaviLens para el guiado de personas, ya que se pretende aprovechar toda su potencialidad e implementar la aplicabilidad universal, de forma que empleemos estos mismos códigos para diferentes usos”, ha detallado Toni Pérez. “En una primera fase –ha precisado- vamos a centrarnos en su operatividad para el guiado de personas en el Casco Antiguo –una zona de plataforma única-, para en un estadio posterior ampliar su aplicación a otros niveles”. Así, “por ejemplo en un siguiente fase en estos NaviLens se podrían incorporar audioguías con información histórica, patrimonial y de cualquier aspecto turístico, o se podría facilitar en tiempo real información relevante que deba conocer el usuario”. 

Según ha detallado, NaviLens “es una evolución de los códigos QR, desarrollada por la empresa murciana Neosistec de la mano del Laboratorio de Investigación en Visión Móvil de la Universidad de Alicante”. Estos códigos de colores “puede ser leído con ‘smartphones’, a través de una aplicación libre y gratuita, y hacerlo a larga distancia, en movimiento y sin necesidad de enfoque”.

De hecho, los ‘smartphones’ son capaces de detectar los códigos NaviLens a distancias entre los 4 y los 15 metros. La información obtenida, “es leída por el terminal”, que “de inmediato, la interpreta, la georreferencia, la amplía con la documentación que queramos destacar y la transforma en audio para ser escuchada”. Además, está ‘app’ disponible para Android e IOS “permite la traducción de la información al idioma del usuario de forma automática e incluso puede aportar un mensaje visual en lengua de signos, una innovación de alto nivel tecnológico”.

“Es, por tanto, un sistema muy fácil de usar y que al reportar información, vía audio y en el idioma del receptor, será determinante para ampliar el abanico de posibilidades y consolidar la accesibilidad e innovación, dos de los pilares del Destino Turístico Inteligente”, ha agregado.

Asimismo, el alcalde ha destacado que “la idoneidad de este proyecto viene refrendada por el hecho de que la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha atendido la solicitud hecha por el Ayuntamiento y va a financiar con 17.952,17 euros la implantación de NaviLens en el Casco Antiguo”. Esta subvención se enmarca en el programa de ayudas para la mejora de las condiciones de accesibilidad al medio físico, cuya resolución se publicó la pasada semana en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV). 

Los códigos NaviLens ya se utilizan en el ‘packaging’ de una multinacional de cereales de alimentación, las paradas de autobús y estaciones de metro de Nueva York, y en algunas ciudades españolas como Murcia -donde Neosistec probó sus códigos y aplicación por primera vez-, Madrid, Barcelona o Córdoba,.