Uncategorized

José Luis Moreno, desenmascarado: ni neurocirujano ni tenor en Covent Garden

HEMEROTECA

Un artículo del año 2005 en La Vanguardia desvelaba las mentiras y exageraciones del productor televisivo

 El juez decreta la libertad de José Luis Moreno bajo tres millones de fianza

Las grabaciones comprometidas de “gente importante” que José Luis Moreno tendría guardadas

Las grabaciones comprometidas de “gente importante” que José Luis Moreno tendría guardadas

MANUEL DÍAZ PRIETO

Este artículo se publicó el 13 de febrero de 2005 en el suplemento Revista de La Vanguardia

————————-

Hace apenas dos semanas, en el suplemento de televisión de este mismo diario, aparecía de nuevo un perfil biográfico del conocido empresario audiovisual y ventrílocuo José Luis Moreno. Volvía a figurar como neurocirujano, pero había un dato más: había ejercido la especialidad durante cinco años en la clínica La Milagrosa de Madrid.

Esta vez sí que el dato logró despertar mi curiosidad periodística. Y decidí preguntar. Nada más sencillo: servicio de información telefónica, hermana administradora, que me remite al gerente, y Gaspar Palet, el gerente de la clínica La Milagrosa, que contesta amable y claro.Thanks for watching!PUBLICIDAD 

Todo un “lumbrera”

Las increíbles facetas de una biografía estratosférica

LV_Detenido el productor José Luis Moreno por estafa y blanqueo de capitales
José Luis Moreno ha sido detenido por estafa y blanqueo de capitales Archivo

–No nos consta que haya trabajado como médico. Y mucho menos como neurocirujano, especialidad que funciona en esta clínica desde hace sólo siete años.

No me lo puedo creer. Acudo al servicio de documentación y Teresa Amiguet rastrea todo lo que hay publicado sobre José Luis Moreno. Reportajes y entrevistas en algunos de los principales diarios, cadenas y emisoras, en los que aparece como neurocirujano. ¿Estaba ante una exclusiva de Aquí hay tomate? ¿O tenía entre manos un ejemplo claro de lo fácil que resulta engatusar a los medios de comunicación y de que éstos amplifiquen los mensajes más increíbles sin causar pasmo ni rechinar de dientes?

En todo caso, todavía no tenía nada. De lo que sí era consciente es de que este señor es el empresario más importante del sector audiovisual en España. Un enemigo muy poderoso para un periodista que, como yo, prefiere ir por la vida en son de paz. ¿Se han fijado en la cara de loco que pone en Torrente 2?Lee también

Arrasa un vídeo de Rockefeller y José Luis Moreno sobre la corrupción

CARLOTA BISBE MASES

José Luis Moreno

En casi todas las entrevistas se repetían varios lugares comunes que presentaban dificultades distintas a la hora de comprobarlos. Su pretensión de ser neurocirujano no era más que el aperitivo de una biografía estratosférica. Su condición de multimillonario, sus múltiples casas, productoras televisivas, hoteles, cafeterías, restaurantes y supermercados repartidos entre Madrid, Nueva York y Atenas no dejaban de parecer verosímiles en alguien que a sus habilidades como showman unía unas bien contrastadas dotes empresariales.

José Luis Moreno, en 'Tú sí que vales' de Telecinco
José Luis Moreno, en ‘Tú sí que vales’ de Telecinco Mediaset

Un adolescente prodigio

Moreno presumía de haber hecho de traductor del finlandés al griego para la ONU

Pero Moreno aseguraba haberse licenciado en Derecho, Música y Filosofía y Letras. Lo que no le habría impedido que sus dotes canoras le llevasen a los 17 años al Covent Garden como primer tenor de un Rigoletto y a dominar todos los idiomas europeos, el árabe y el japonés. Un dominio –transcribo literalmente– que le permitía realizar traducciones simultáneas del finlandés al griego para Naciones Unidas.

Cualquier mortal se hubiese conformado con la mitad, pero José Luis Moreno insistía en adornar su trayectoria con la autoría de 26 libros, en varios idiomas y muchos con el seudónimo Pep (¡!). La investigación de tan vasto registro de habilidades podría ocupar media vida de un periodista serio. Yo tenía una semana.Lee también

El juez decreta la libertad de José Luis Moreno bajo tres millones de fianza

JOAQUÍN VERA

LV_La Fiscalía pide la libertad de José Luis Moreno bajo una fianza de tres millones de euros

Así que decidí comenzar por su faceta de profesional de la sanidad. La biografía distribuida por la agencia Efe reza: “Ventrílocuo y humorista de ocupación y neurocirujano de profesión, nació en Madrid en 1947. Con la ventriloquía ayudó a costearse la carrera de Medicina, en la que se licenció por la Universidad de Madrid y más tarde se especializó en Neurocirugía. Durante tres años ejerció de neurocirujano en la madrileña clínica La Milagrosa”. No quisiera llamar al mal tiempo, pero, en caso de deceso, buena parte de los medios de comunicación repicarían los datos de esta fuente de seriedad contrastada.

Ya es miércoles cuando llamó al Ilustre Colegio de Médicos de Madrid. Moreno asegura haberse dedicado a la medicina tras un amor frustrado que lo alejó de la ópera. Debía hacer de eso unos 40 años y esos fueron los datos que le di a la persona que me atendió: su nombre verdadero (José Luis RodríguezMoreno) y la fecha aproximada en la que debió estar colegiado.

–No nos consta ninguna persona con ese nombre

No me gustaba el cariz que estaba cogiendo el tema. Buscaba, todo lo más, a un mentiroso, a alguien que a pesar de haber triunfado se le dispara un poco la imaginación a la hora de redondear la historia de su vida ante los periodistas. Podía haberse colegiado en alguna otra provincia. Llamo a la Organización Médica Colegial, que agrupa a todos los colegios de España.

–Tenemos tres Rodríguez Moreno, pero ningún José Luis

Artista polifacético

También fue  tenor en el Covent Garden y escritor de… 26 obras

Marco el número del presidente de la Sociedad Española de Neurocirugía, José María Izquierdo.

–No pertenece ni ha pertenecido a la Sociedad. Antes apenas éramos unos 150 y nos conocíamos todos.

A estas alturas, la pregunta del millón era saber si José Luis Moreno estaba realmente licenciado en Medicina. Llamo al departamento de prensa de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), donde me sugieren que me ponga en contacto directamente con el decanato de la Facultad de Medicina. Así lo hago, y ahí surge el primer problema

–¡Huy!, tendrá que hacer su solicitud por escrito –me responde una voz femenina que se identifica como la secretaria del decano

José Luis Moreno en una imagen de archivo.
José Luis Moreno en una imagen de archivo. GTRES

Remito, pues, una solicitud formal en nombre de mi diario al decano, explicándole lo que solicito: sólo pretendo que la facultad en la que Moreno dice que estudió confirme si alguien que asegura pública y repetidamente que es médico está realmente licenciado. Cuando vuelvo a hablar con la secretaria del decano, su respuesta me deja atónito:

–Consultados los servicios jurídicos de la Universidad, aconsejan no facilitarle la información que solicita por posibles problemas con la ley de Protección de Datos.

Incrédulo, me pongo en contacto con Isaac García, el jefe de Comunicación de la UCM, quien con amabilidad y tras enviarle los datos que teníamos me ofrece la misma respuesta. Me exaspero. ¿De qué forma puede colisionar el derecho a la privacidad confirmar si alguien que asegura haberse licenciado en Medicina realmente lo ha hecho? 

La respuesta –“sólo podemos suministrar esta información mediante un requerimiento judicial”, afirma García– únicamente puede beneficiar a los farsantes.

Mi enfado ante la evidencia de que entre el funcionariado de este país todavía pervive la creencia de que la incompetencia no pasa factura me lleva a tomar la deriva abominable del “usted no sabe con quién está hablando”. Recurro a los más de 800.000 lectores que serán testigos de su respuesta.

–Pues publíquelo.

Ante el callejón sin salida, tiro de otro de los hilos de la madeja que parece ser la vida de Moreno. Sus éxitos como tenor.

–¿A los 17 años, un papel de primer tenor de Rigoletto en el Covent? ¡Imposible!, –responde un prestigioso crítico de ópera. Lo que, matiza, no es un certificado de que no hubiese sucedido. Pero una joven promesa como Moreno actuando en primeros papeles en La Scala de Milán o en la Arena de Verona no hubiese pasado inadvertida.Lee también

Rafa Mora confiesa que José Luis Moreno intentó ‘lanzar’ su carrera con proposiciones sospechosas

JUDITH DEL RIO

Rafa Mora confesó que el productor se acercó a él al comienzo de su carrera televisiva.

Y de los 26 libros que asegura haber escrito, sólo en una entrevista menciona el título de uno: Alguien se equivocó, editado hace diez años y que cuenta el drama personal de un médico azotado por una negligencia cometida durante una operación. Consultado el ISBN no hay constancia de ningún libro publicado con este título desde 1972.

El jueves por la noche tengo ya todos estos datos que acabo de transcribir, pero me tiembla el pulso. Le digo a mi jefe que la historia ofrece demasiados puntos de fuga y que no estoy dispuesto a jugarme el tipo.

“Tengo muy poco que ganar y mucho que perder”, le digo.

Así que cuando el viernes, día de cierre, mi página ya ha sido sustituida por otra, decido lanzarme a la piscina. Me mueve más que la impostura de un empresario ventrílocuo mi condición de lector alucinado con algunas de las cosas que se publican.Y que, a fuerza de repetirlas, acaban pasando por ciertas.

Categorías:Uncategorized