Benidorm

Dos policías nacionales fuera de servicio salvan a una mujer que se asfixiaba en un restaurante de Benidorm


Los agentes practicaron a la afectada la maniobra de Heimlich tras atragantarse con la comida

D. A

Dos policías nacionales fuera de servicio han evitado que una mujer de 60 años de edad se asfixiara atragantada en un restaurante en Benidorm, al practicarle la maniobra de Heimlich para salvarle la vida, según ha informado este cuerpo de seguridad en un comunicado.

Se trata de un ejercicio de primeros auxilios que se ejecuta sobre cualquier persona que haya sufrido alguna obstrucción accidental de las vías aéreas que le impide respirar con normalidad que puede llegar a provocar incluso una asfixia total.

Inicialmente, la mujer fue auxiliada por otras personas que estaban en el establecimiento. Sin embargo, los agentes de la Policía Nacional libres de servicio que observaban la evolución de la situación se percataron de que la mujer empeoraba por momentos, motivo por el que se acercaron a ella para auxiliarla y practicarle la maniobra de Heimlich.

Tras varias compresiones abdominales practicadas por ambos policías, la mujer consiguió expulsar un gran flujo de saliva junto con la comida masticada que le provocaba la asfixia. No obstante, fue necesario repetir la maniobra segundos después dado que la mujer aún no había conseguido expulsar toda la comida que le obstruía las vías aéreas.

Finalmente, tras esta segunda práctica, la mujer consiguió expulsar otro resto de comida y pudo por fin respirar y recobrar el habla. Igualmente, no dejaron de asistirla hasta su completa recuperación, por lo que gracias a la rápida y eficaz intervención de estos policías no fue necesaria la presencia de los servicios médicos.