Benidorm

Benidorm suprime desde mañana la parcelación de las playas tras la nueva normativa estatal frente a la Covid-19

El nuevo bando mantiene la franja de paseo de 6 metros desde la orilla y la distancia interpersonal de 1,5 metros

El Ayuntamiento apela a la responsabilidad y recuerda las directrices sobre el uso de la mascarilla 

El Ayuntamiento de Benidorm suprime desde este sábado, 26 de junio, el sistema de parcelación de las playas de Levante, Poniente y Mal Pas. Así se recoge en el bando firmado hoy por el alcalde, Toni Pérez, y en el que se hace alusión a la evolución de la crisis sanitaria y al Real Decreto-Ley 13/2021 dictado por el Gobierno de España y publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado, por el que se modifican las medidas de prevención, contención y coordinación frente a la Covid-19. Un bando del que se ha dado cuenta a los grupos de la Corporación en una Junta de Portavoces convocada por el alcalde. 

El sistema de parcelación operó durante el verano pasado y se retomó el 1 de marzo dentro del proyecto municipal de ‘Playas Seguras’, como medida para garantizar la distancia física entre los usuarios de los arenales atendiendo al momento e incidencia de la pandemia. El alcalde ha recordado que “como dijimos desde el minuto 1, este proyecto de ordenación de las playas era y es modulable, por lo que a lo largo de los últimos 12 meses la organización, uso y servicios se han ido adaptando conforme a la evolución de la pandemia”. 

Toni Pérez ha recalcado que “en atención a esa evolución y a la nueva normativa estatal relativa, fundamentalmente, al uso de las mascarilla en espacios al aire libre, se ha decidido dejar sin efecto el sistema de parcelación”. Se trata, ha asegurado, de “una acción” y “un avance hacia la normalidad”, pero “sin olvidar que el virus sigue existiendo”. 

Por ello, “al tiempo que adoptamos medidas que van a beneficiar al conjunto de la población en el uso y disfrute de las playas, y que van a mejorar la ocupación de las mismas”, el alcalde ha apelado “a la responsabilidad” en el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias, incluida la distancia de seguridad de 1,5 metros

En este sentido, ha recordado que “las personas usuarias de las playas deberán en todo momento observar las directrices sobre el uso de la mascarilla en espacios abiertos recogidos en el nuevo Real Decreto-Ley dictado por el Gobierno de España”. Concretamente, el artículo 6b establece que el uso de la mascarilla será obligatorio “en cualquier espacio al aire libre en el que por la aglomeración de personas, no resulte posible mantener una distancia mínima de 1,5 metros entre las mismas, salvo grupos de convivientes”.

Por lo que respecta al resto de medidas contenidas en el bando, el horario de baño y estancia en las playas se mantiene de las 07.00 a las 22.30 horas, y acceso se realizará por los lugares autorizados. Asimismo, se mantiene la zona de paseo de 6 metros desde la orilla, en la que sólo podrán permanecer sentados, tumbados o inmóviles los menores de 10 años.  

La práctica deportiva está autorizada en las zonas habilitadas con carácter permanente para voleibol playa y fútbol playa; mientras que el uso de los lavapiés se limita al momento de abandonar la playa.  

Por otra parte, el próximo lunes el pleno votará los servicios de limpieza, salvamento, socorrismo y playas accesibles que operarán hasta el próximo 30 de septiembre. La nueva propuesta contempla también, en este caso hasta junio de 2022, una reducción de los sectores y número de hamacas que se instalarán en los arenales y que serán como máximo de 3.500 unidades diarias –de las 6.315 que contempla el contrato de concesión-.

En definitiva, ha remarcado el alcalde, “crecemos en dispositivos, en servicios, en recursos y vamos modulando los arenales para que el disfrute de las playas, nuestro gran atractivo, sea cada vez lo más pleno posible y Benidorm vaya recuperando la normalidad al compás de una normativa, en este caso del Gobierno de España, que tiene consecuencias en la ordenación de nuestras playas”.