Uncategorized

Reino Unido: por qué los ingleses no pueden viajar


LAS ZONAS TURÍSTICAS DE LA COSTA DEL PAÍS ESTÁN VIVIENDO UN ‘BOOM’ ECONÓMICO SIN PRECEDENTES

Las zonas de playa de Gran Bretaña están ahora mismo desbordadas de turistas, como nunca había ocurrido
El lanzamiento del turismo interior es una gran inyección de dinero en la propia economía británica

9 Comentarios

Scarborough es una pequeña ciudad a unos ochenta kilómetros de York, sobre la costa del Mar del Norte. La tienen en la foto. Es un lugar con dos playas, tal vez bonitas para una foto, pero poco más. El mar es marrón, el clima inglés, de manera que es muy complicado veranear allí.

Como Scarborough, la costa británica tiene muchos otros enclaves, todos de la época victoriana: Blackpool, Skegness, Whitby –muy cerca de Scarborough–, Brighton, Margate, Bournemouth o varias calas de la costa de Cornualles.

Estos lugares están hoy desbordados. El periódico local de Scarborough publica que la agencia de viajes Butter considera que este verano, unos 15 millones de ingleses se sumarán a los que habitualmente escogían estos lugares, normalmente personas mayores para quienes los aviones suponían una complicación. Butter dice que incluso antes de que se supieran las trabas para viajar al extranjero, ya había habido 46 millones de viajes interiores adicionales a un año normal. 

Esto supone, según los expertos, unos 11 mil millones de libras en turismo, por encima de lo que habitualmente se destina a este concepto. 

Como se imaginan, un relanzamiento del turismo interior es una inyección de dinero en la propia economía. Cierto que se ven perjudicados algunos negocios, pero los que se benefician son pequeños y medianos, muy apegados al terreno y que tienen un interés electoral evidente para el Gobierno.

Cornualles ya era el destino de referencia para disfrutar del mar en Inglaterra. Antes de la pandemia, tenía unos tres millones de visitantes anuales pero este año se estima que podría haber un incremento del 33 por ciento, con otro millón de viajeros adicionales y trescientos millones de libras de gasto a sumar.

Los expertos recorren la costa y estiman el dinero adicional de este año. Para Scarborough calculan 79 millones de libras más. 

Timothy Davis, director ejecutivo de Butter, señala al Scarborough Evening News: “la pandemia ha resultado muy dañiña para el turismo y la hostelería. La actual incertidumbre en torno a los viajes al extranjero ha agravado estos problemas. Lo único positivo que se puede sacar de esto es el considerable impulso recibido por el mercado nacional.”

Siendo verdad que aún quedan riesgos en la dispersión del Covid, esta lectura puede ayudar a entender por qué estamos llegando a julio sin que los turistas británicos visiten el Mediterráneo.

Categorías:Uncategorized