Benidorm

Sanidad aprueba sin consenso las restricciones comunes para la hostelería y el ocio nocturno

Seis comunidades han votado en contra por considerar que cada región ha desarrollado su propio plan de acción tras el fin del estado de alarma. Madrid anuncia que no lo acatará y la ministra que es de «obligado cumplimiento»

N.R.C.

Actualizado:02/06/2021 

NOTICIAS RELACIONADAS

La propuesta del Ministerio de Sanidad para una desescalada común en el ocio nocturno, tras 15 meses castigados al cierre o a trabajar a medio gas y reconvertido, no ha encontrado el apoyo unánime de las comunidades autónomas en el seno del Consejo Interterritorial de Salud celebrado este miércoles en Navarra. El Gobierno ha forzado una votación para unificar entre otras medidas, los horarios y aforos de restaurantes y bares en función del riesgo epidemiológico, pero se ha encontrado con la oposición de Madrid, País Vasco, Cataluña, Galicia, Andalucía y Murcia. Castilla y León y la ciudad autónoma de Melilla se han abstenido.

Con esta votación, el Ministerio de Sanidad sostiene que la implantación del nuevo semáforo de riesgo será de obligado cumplimiento. «Se ha aprobado por mayoría y se publicará como una orden en el BOE», ha dicho la ministra Carolina Darias. Pero la Comunidad de Madrid ya ha adelantado que no lo acatará por no haber un acuerdo mayoritario y seguirá con su hoja de ruta. No sería la primera vez que este territorio recurre un acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud, precisamente por falta de consenso. Desde que comenzó la crisis sanitaria del Covid, lo ha hecho en dos ocasiones. La lectura de Madrid es que todos los acuerdos que salen de los órganos interterritoriales no son órdenes ni directrices, son recomendaciones y se tienen que aprobar por consenso.

La Comunidad que preside Ayuso considera que las imposiciones de Sanidad, como la apertura común en todo el territorio (que se encuentre en nivel 1) hasta las 2.00 de la mañana de las discotecas son inoportunas teniendo en cuenta la actual situación epidemiológica y el avance de la vacunación. Sobre todo, después de haber obligado a cada región a desarrollar su propia alternativa tras el fin del estado de alarma. Ya han confirmado que seguirán sus propias medidas, las aprobadas en la normativa autonómica regional.

Por otra parte, Madrid y Andalucía siguen encabezando un frente común que pide al Gobierno que aclare los criterios técnicos que le llevan a limitar las distintas vacunas por franjas de edad, cuando todas las vacunas están indicadas por ficha técnica y la EMA para todas las edades