Alfaz del Pi

El presidente de la Diputación critica el silencio de Ximo Puig ante los ataques de la ministra Ribera a los usuarios del Trasvase Tajo-Segura

Mazón: “Hemos perdido toda esperanza de que el president de la Generalitat defienda los intereses hídricos de la provincia y de la Comunitat” 

  • La diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna: “La ministra Teresa Ribera certifica la muerte del trasvase ante un Puig que se queda callado”
  • Los responsables provinciales expresan el “hartazgo” de los alicantinos “ante tanta mentira, ninguneo y desprotección” 

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha manifestado esta mañana que la reunión mantenida ayer entre la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el president de la Generalitat, Ximo Puig, para abordar los recortes del trasvase Tajo-Segura “no deja ninguna duda de que el Gobierno socialista de Pedro Sánchez está atacando definitivamente al futuro de la provincia de Alicante y de la Comunitat Valenciana” y ha resaltado que “se ha perdido toda esperanza de que desde la presidencia de la Generalitat Valenciana se defiendan los intereses de este territorio”. 

“Por si alguien tenía alguna duda, ha quedado claro que tenemos en Presidencia de la Generalitat a alguien que no defiende a la provincia ni a la Comunitat. Venir a decir que el trasvase es una barbaridad y que los recortes se van a mantener -en alusión a las declaraciones realizadas por Teresa Ribera- y que quien recibe esa noticia no diga absolutamente nada, lo demuestra todo”, ha criticado Mazón, quien ha añadido, por ello, que “cualquier esperanza que pudiéramos tener de que el PSOE, tanto en España como en la Comunitat, nos va a defender, la hemos abandonado”.  

En este sentido, ha apuntado que “por nuestra parte vamos a pasar a otro nivel de respuesta y reivindicación, sin contar ya con ningún tipo de esperanza ante este Gobierno que está asesinando hídricamente a su propio territorio”.  

Por su parte, la vicepresidenta segunda de la Diputación de Alicante y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, ha coincidido en acusar a la ministra de Transición Ecológica “de querer acabar con el trasvase Tajo-Segura” al proponer como alternativa a los recortes la desalación y ha criticado “la falta de contundencia y la deslealtad del president de la Generalitat, Ximo Puig, en la defensa de los intereses de los valencianos”. 

“Resulta totalmente humillante la actitud del señor Puig en una cuestión tan esencial para la supervivencia de miles de familias”, ha indicado Serna. En este sentido, ha señalado que “cuando la ministra nos acusa de no hacer un buen uso del agua, nuestro presidente, el que tiene que defender y velar por nuestros intereses, se queda callado”. “Esta señora nos llama tontos de forma velada, y totalmente injustificada, y Puig se queda callado”, ha criticado la vicepresidenta de la Diputación, quien ha mostrado el “hartazgo” de los alicantinos “ante tanta mentira, ninguneo y desprotección”. 

La diputada ha recordado el coste medioambiental de incrementar el uso de agua desalada, así como el encarecimiento de los precios que los agricultores y regantes deberán asumir por estos recursos. “El Gobierno central quiere poner fin a una infraestructura vital para nuestro desarrollo planteando alternativas que, a fecha de hoy, incluso, no garantizan la distribución ni las conducciones necesarias para que el agua llegue a los campos”, ha insistido Serna, para quien la desalación debe ser un complemento “pero nunca la solución”. 

 Por todo ello, ha reclamado, en alusión Puig, “políticos que nos defiendan y que no antepongan intereses partidistas por encima de las necesidades y de los derechos de los ciudadanos”, porque, ha añadido, “es muy duro ver cómo como nuestro máximo representante se alinea con la ministra en una clara demostración de que la provincia de Alicante no le importa nada”. “Si tiene algún tipo de complejo, que se marche y deje que sean otros los que defiendan como se merece el trasvase Tajo-Segura”, ha concluido.