Benidorm

La Generalitat descarta mantener a los 55 informadores Ecovid en las playas de Benidorm

El ejecutivo estudia la posibilidad de mantener los contratos a través del presupuesto municipales a la espera de una alternativa del Consell

Bañistas en la playa de Benidorm./ LP
Bañistas en la playa de Benidorm. / LP

R. B.

Benidorm no podrá disponer a las 55 personas contratadas que informaban a pie de playa sobre el programa Ecovid. Así se lo comunicó la Generalitat al Ayuntamiento hace unos días tras la consulta realizada por este último sobre la viabilidad de ampliar dicho programa para dar el servicio este verano. Según apuntan desde el consistorio, recibieron un escrito en el que se avanzaba que «no resulta posible ampliar aún más el plazo previsto inicialmente».

Se trata de un revés para el consistorio de Benidorm, puesto que espera contar con el personal de cara la nueva temporada veraniega. La negativa les obliga ahora a buscar alternativas para financiar el programa. De hecho desde los departamentos de Intervención, Secretaría y Recursos Humanos se está estudiando si legalmente el consistorio puede ampliar con fondos económicos propios los contratos aún vigentes del programa”.

Asimismo, “estamos también a la espera de ver si la Conselleria de Trabajo no demora más, tal y como adelantó a todos los ayuntamientos costeros, un programa de empleo específico para atender las necesidades de información, asistencia y refuerzo en las playas por el Covid”.

A la espera de todo ello, “obviamente, desde el Ayuntamiento estamos estudiando opciones alternativas por si ninguna de estas dos soluciones se concretase”, ha remarcado.

Planificación

Desde el ejecutivo también han anunciado que en el próximo pleno, previsto para el 31 de mayo, se debatirá sobre la planificación de las playas, en la que se establecerán los servicios a prestar a partir del 1 de junio. Así lo ha trasladado hoy la concejal de Playas, Mónica Gómez, tras recordar que “en el último pleno, el del pasado 26 de abril, aprobamos cómo funcionarían las playas durante el mes de mayo y acordamos que en la sesión de este mes se definirían los cambios a implementar a partir del 1 de junio en función de la evolución de la pandemia, del fin del estado de alarma y de la previsible reactivación de la movilidad”.

El ejecutivo responde así a las exigencias del PSPV para que se presente ya el nuevo plan. “Hemos visto este pasado fin de semana que la ciudad ha empezado a recuperar parte de la actividad turística con la eliminación de los cierres perimetrales de las comunidades autónomas, y la previsión es que vaya mejorando a medida que nos acerquemos al verano. Por tanto es urgente y necesario implementar ya el plan de playas”, apuntaba preocupado el portavoz socialista Rubén Martínez.

Por su parte, Gómez ha recalcado que “justamente en cumplimiento del acuerdo del último plenario, teniendo en cuenta además la información trasladada por el presidente Ximo Puig en la reunión del pasado miércoles en relación a la evolución de la normativa de las playas puesta a disposición de los portavoces por el alcalde el jueves en la Junta de Seguridad Local, los técnicos municipales están trabajando ya en esa planificación y en emitir los informes preceptivos, de los que saldrán qué servicios van a tener las playas a partir del próximo 1 de junio”. “Lógicamente, y como hemos hecho desde el gobierno local en todo momento, se informará de forma puntual a los grupos de la Corporación de esa planificación en una Junta de Portavoces antes de que la propuesta se aborde en el pleno”, ha agregado.

Entre tanto, “nuestras playas seguirán funcionando como lo han venido haciendo desde el pasado 1 de marzo, con un sistema de parcelación de espacios que aseguren la distancia de seguridad entre las personas usuarias y que permita controlar los aforos, así como con unos servicios de vigilancia, socorrismo y limpieza que cubren holgadamente las necesidades y ocupaciones actuales”.

A este respecto, la edil ha incidido en que “este fin de semana, el primero tras levantarse el cierre perimetral de la Comunidad Valenciana y con una meteorología que invitaba a ir a la playa, se ha incrementado la afluencia a los arenales, y nuestro modelo de organización y gestión ha vuelto a demostrar su eficacia, comodidad y aceptación entre las personas usuarias, que en todo momento han cumplido modélicamente con la normativa”.