Alfaz del Pi

Lorenzo Amor: «Subir impuestos y cotizaciones es la estrategia del torpe»

El presidente de ATA, Lorenzo Amor
El presidente de ATA, Lorenzo Amor – ABC

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DE ATA

Tras las cuotas de entre 90 y 1.220 euros que plantea Escrivá, su propuesta es clara: «La horquilla debe ser de entre 50 y 660 euros»

María CuestaMaría Cuesta

Actualizado:14/05/2021 

NOTICIAS RELACIONADAS

Es la cara visible de la asociación mayoritaria de autónomos de nuestro país y como tal ha peleado mucho y muy duro durante este años de pandemia. Pero Lorenzo Amor, presidente de ATA, seguirá dando la batalla los próximos meses. Sobre la mesa, asuntos clave para los más de tres millones de autónomos acogidos al RETA, como el cambio de cotización para adecuarlo a sus ingresos reales, que ha desatado un auténtica revuelta en el sector. «No permitiremos que esquilmen a los autónomos», advierte. Fiel defensor de que los que más ingresan sean los que más aporten, también rechaza la propuesta de Escrivá, que considera «absolutamente injusta». El movimiento, además, ha complicado un acuerdo social clave en materia

 de pensiones: «Hoy está más lejos que el lunes».

El Gobierno envió el martes a los agentes sociales un borrador con trece tramos de cotización para los autónomos que ATA ha rechazado de lleno, tanto por el impacto económico que supondrían como por su falta de negociación. ¿Les ha planteado Seguridad Social alguna propuesta alternativa tras sus quejas?

Yo les he mostrado mi malestar tanto por el fondo de la propuesta como por las formas. Pero no he tenido una respuesta aún. De hecho, después de la cancelación de la reunión prevista para el próximo lunes, no ha llegado ninguna nueva convocatoria. Pero es que yo ni si quiera he tenido acceso a esta información como presidente de la asociación de autónomos, solo por parte de la CEOE. Estas últimas semanas nosotros hemos estado hablando con el Gobierno para intentar encontrar un sistema de cotización por ingresos reales que fuera garantista, justo, equilibrado y bueno. Somos los primeros que queremos un sistema que permita a los autónomos con ingresos más bajos cotizar menos, lo que implicará también que aquellos que ingresan más participen más. Lo que no admitimos es un sistema confiscatorio como el que ha puesto sobre la mesa el ministerio de Seguridad Social de buenas a primeras. Por eso, el martes, cuando recibimos la propuesta en el marco de la negociación de la reforma de las pensiones, la sorpresa fue máxima. El Gobierno ha echado por tierra todo lo avanzado en esta materia porque ha puesto en pie de guerra a todos los autónomos. Lo que ha planteado es un sistema tan injusto que un autónomo que tenga un rendimiento neto de 3.000 euros anuales tendrá que cotizar 1.081 euros anuales, es decir, prácticamente un 35%. Y eso es inasumible. El problema es que esta propuesta parte de un desconocimiento absoluto por parte del Gobierno de lo que es la actividad por cuenta propia. El rendimiento neto de un autónomo no es igual al salario.

El Gobierno argumenta que con esta propuesta se bajan las cuotas para los que menos ganan. Y que los que paguen más tendrán después una mejor pensión.

Con el sistema actual, un autónomo también puede tener la pensión máxima si sus ingresos se lo permiten. Ese no es el problema. Lo que tiene que preguntarse el Gobierno es por qué los autónomos optan en muchos casos por las cuotas más bajas. Porque la realidad es que la mayoría de los autónomos son conscientes de lo que pagan de cuota pero muy pocos saben la base por la que están cotizando. Llevo meses diciendo al Ministerio de Seguridad Social que debería enviar una carta a los autónomos que están cobrando la prestación por cese de actividad, y que en su mayoría está ascendiendo a 671 euros, para explicarles que si hubieran cotizado 50 euros al mes más, su prestación se habría elevado hasta los 800 euros. Falta mucha pedagogía. Aunque también, desgraciadamente, también hay muchos autónomos que no pueden cotizar más.«El acuerdo social en materia de pensiones está hoy mucho más lejos que el pasado lunes»

¿Qué rango de cuotas proponen ustedes?

Nosotros compartimos que un autónomo que tiene mejor rendimiento haga un esfuerzo mayor que el que tiene unos ingresos menores. Pero más allá de eso, no aceptaremos ninguna propuesta en la que, de aquí a nueve años, el tramo más bajo de los autónomos cotice 50 euros y los tramos mayores 660 euros. Este es nuestro planteamiento. Todo esto se estaba hablando y negociando, estábamos buscando la fórmula a la espera de los rendimientos netos de 2020. No entiendo estas prisas. Hay que diseñar unas cotizaciones que no hagan daño al tejido productivo.

¿Considera que ha habido un cambio en la forma de negociar del Gobierno una vez han pasado las elecciones de Madrid?

Es evidente que ahora el Gobierno tiene mucha prisa porque esto se cierre cuanto antes y las prisas no son buenas consejeras. Pero la realidad es que nosotros no vamos a apoyar que se esquilme a los autónomos.

¿Teme que el Gobierno no haya estado negociando con claridad con ustedes precisamente porque había un proceso electoral en marcha?

Lo único que tengo claro en este sentido es que subir impuestos y cotizaciones es la estrategia del torpe. El hábil los baja para recaudar más. Y hay ejemplos prácticos que lo demuestran. En España hay comunidades que en estos momentos con una menor presión fiscal recaudan más que otras, que se acercan mucho al infierno fiscal. A ningún empresario, a ningún autónomo se le ocurre subir el precio de sus productos para vender más cuando tiene dificultades de ingresos.

Más allá de las tablas de cotizaciones, la negociación en la mesa de la reforma de las pensiones se encuentra atascada por la propuesta de jubilaciones forzosas y el castigo a las prejubilaciones…

A día de hoy hay diferencias importantes que impiden un acuerdo, sí. Con respecto a los autónomos, o se empieza de cero a negociar este tema o desgraciadamente nosotros no vamos a poder firmar nada.«Escrivá ha propuesto un sistema injusto. No permitiremos que esquilmen a los autónomos»

¿Confía en que se pueda llegar pronto a un acuerdo?

El Gobierno sabe lo que tiene que retirar del documento que presentó el martes, tanto en materia de pensiones, como de autónomos, para lograrlo. Lo que sí es evidente es que hoy el acuerdo en materia de pensiones está mucho más lejos que el pasado lunes.

¿Cómo siente el pulso económico? ¿Cree que ha empezado ya la recuperación?

Hemos notado un cambio importante en abril y mayo. No creo que se pueda hablar de recuperación aún, pero sí de rebote porque hemos dejado de caer. Ver las calles ya lo dice todo. Yo solo espero que esto no se frene y para eso hace falta responsabilidad. Creo que una parte muy importante de la sociedad no aguantaría una nueva vuelta atrás. Psicológicamente sería muy duro.

¿Le da miedo la euforia?

Sí. Por eso hace falta responsabilidad. Pero no solo ciudadana, también política. Debe haber herramientas jurídicas para evitar los desmanes.