Benidorm

Un testaferro de Zaplana recurrió a un gestor de fondos de la lista Falciani

La UCO de la Guardia Civil documenta todos los movimientos de las cinco cuentas a nombre de Joaquín Barceló que usaba para intentar rentabilizar el dinero opaco procedente de presuntas mordidas

Laura Ballester

València | 13·05·21

Eduardo Zaplana, en una de sus comparecencias en la Ciudad de la Justicia.  | M. A. MONTESINOS

Eduardo Zaplana, en una de sus comparecencias en la Ciudad de la Justicia. | M. A. MONTESINOS

Uno de los presuntos testaferros de Eduardo Zaplana, Joaquín Barceló, recurrió a un gestor de fondos investigado por la Audiencia Nacional en la lista Falciani, la relación de 130.000 evasores fiscales que manejaba el banco británico HSBC y que el ingeniero informático Herve Falciani entregó a la justicia española.

El gestor investigado por la Audiencia Nacional y al que recurrió Joaquín Barceló es Luis Majo quien, según la UCO, «figura implicado en una investigación penal seguida en la Audiencia Nacional -Juzgado central de Instrucción 5- relacionada con la conocida ‘Lista Falciani’, donde se investiga la presunta evasión fiscal de clientes de una entidad financiera suiza», señalan en referencia al banco británico HSBC.PUBLICIDAD

Thank you for watching

La relación entre los fondos relacionados con el exministro de Trabajo, Eduardo Zaplana y el gestor de fondos investigado en la lista Falciani se incluye en el informe del grupo de delitos contra la administración de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, incorporado al caso Erial cuya investigación dirige la Fiscalía Anticorrupción y el Juzgado de Instrucción 8 de València.

Empresas en cuatro países

El informe de la UCO revela el sofisticado entramado creado por Joaquín Barceló, amigo de juventud de Zaplana y miembro de la Peña Picarol de Benidorm, inicialmente en Andorra, pero con conexiones a través de empresas en Panamá, Holanda, Suiza y Luxemburgo.

La Fiscalía Anticorrupción sospecha que la trama presuntamente orquestada por el expresidente de la Generalitat llegó a mover alrededor de veinte millones de euros, de los que por ahora se han podido recuperar más de seis millones, tras ser entregados a la justicia por otro de los presuntos testaferros de Zaplana, el fiduciario Fernando Belhot, que decidió colaborar con la Fiscalía Anticorrupción y relatar todo lo que conocía de esta presunta organización criminal.about:blank

Zaplana no aparece como titular de ninguna de las empresas y cuentas investigadas ya que todas están a nombre de Joaquín Barceló, su mujer y, en algunos casos, también la hija de ambos.

ZAPLANA CONOCIDO POLITICAMENTE COMO PRIMER CHORIZO DE

DE LA REGIÓN

Según la Guardia Civil, «la investigación ha permitido localizar y revelar la existencia de una estructura societaria y de productos bancarios radicada en Panamá y Andorra, la cual habría actuado como un apéndice utilizado para la introducción de fondos en la estructura que se investiga originalmente, cuyo elemento nuclear sería la mercantil luxemburguesa Imison International, creada en 2001 por la familia Cotino y gestionada por Barceló a partir de 2005».

La estructura societaria creada por Joaquín Barceló (con el apoyo fiscal de Francisco Grau, otro de los testaferros de Zaplana) estaba formada por cinco sociedades con sede en Panamá pero con cuentas en Andorra. Las mercantiles panameñas creadas por Barceló son Merceron Investments SA, Puncak Services SA, Adua SA y Plaza Fountains Corporation SA que «habrían titulado numerosas cuentas bancarias en el principado de Andorra», según detalla la Guardia Civil en su informe.

Los investigadores del caso Erial han podido acreditar «numerosos nexos entre la estructura vinculada a la mercantil Imison International y la radicada en Andorra y Panamá, de los que se evidenciaría la existencia de una unidad de dirección entre ambas» en la que estructura montada entre Andorra y Panamá sería «un apéndice instrumentalizado con la finalidad de introducir fondos en efectivo».

La UCO documenta todos los movimientos de las cinco cuentas a nombre de Joaquín Barceló que usaba para intentar rentabilizar el dinero opaco procedente de presuntas mordidas,

Datos requisados

En esta estructura también habría participado activamente Francisco Grau, otro de los presuntos testaferros de Zaplana, ya que durante los registros realizados en su vivienda, los investigadores del caso Erial se incautaron de documentos excel «de los que no solo se desprende la gestión de los fondos radicados en Andorra y de las estructuras constituidas para su canalización» sino también de su administración.

Además de la gestión de otras empresas investigadas en la causa como Imison International, Costera del Glorio (usada para dar el pelotazo en la finca de Somosaguas), Medlevante (utilizada para realizar inversiones en el puerto de Altea) o las inversiones inmobiliarias efectuadas por Gesdesarrollos en la Vila-Joiosa, entre otros, según relata la Guardia Civil.

Sobre el origen de parte de los fondos movilizados por Barceló con epicentro en las cuentas de Andorra, la UCO de la Guardia Civil considera que «no se han localizado negocios jurídicos, prestaciones de servicio u otro tipo de negocios que se presuma origen de los fondos abonados». Los agentes añaden además que, en el transcurso de las investigaciones, se han identificado «justificaciones dadas a movimientos que, aparentemente, no se corresponderían con la realidad».