Alfaz del Pi

Las razones del PSOE para abrir expediente de expulsión a Leguina: “menoscabar el prestigio y la imagen pública” de Pedro Sánchez

lELECCIONES EN MADRID

  • MARTA BELVERMadrid

Actualizado 

Ver 245 comentarios

El ex presidente madrileño apoyó públicamente a Isabel Díaz Ayuso (PP) durante la campaña

Joaquín Leguina con Isabel Díaz Ayuso.
Joaquín Leguina con Isabel Díaz Ayuso.ANDREA COMAS

El PSOE ha abierto un expediente disciplinario contra Joaquín Leguina por haber criticado a Pedro Sánchez durante la campaña electoral en la Comunidad de Madrid y apoyar en público a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso.

Según consta en la resolución de la Ejecutiva Federal, a la que ha tenido acceso EL MUNDO, el ex presidente madrileño habría incurrido “indiciariamente” en varias infracciones por, entre otros argumentos, “menoscabar el prestigio y la imagen pública de los órganos colegiados del partido y de sus miembros”.

Leguina se enfrenta ahora a unas sanciones que oscilan desde la suspensión de su condición de afiliado durante más de dos meses hasta la expulsión definitiva. Durante una entrevista con este periódico la semana pasada ya adelantó que judicializaría el caso si Ferraz llega a despojarlo de su militancia, lo que calificó además como “una patada bastante gorda”.

Imagen del expediente.
Imagen del expediente.

En el expediente disciplinario elaborado por el PSOE se recogen entrecomillados del ex dirigente socialista en diversas apariciones y declaraciones públicas realizadas durante la campaña electoral. En concreto, sobre la papeleta que escogería el 4 de mayo, apuntó: “Me lo estoy pensando, pero no voy a votar a Sánchez”. También aseguró que el presidente del Gobierno “está destruyendo” el partido.

Sobre el candidato socialista que realmente se presentaba a las elecciones, Ángel Gabilondo, señaló que sentía “respeto por él”, pero que “como representante del partido sanchista, la verdad, no dan ganas de votarle”. En una entrevista en La Razón llegó a afirmar que Ayuso era “la opción menos mala”, aunque tras las elecciones aseguró en EL MUNDO que no había apoyado en las urnas a la representante del PP porque él es “socialdemócrata”.

Los estatutos del PSOE establecen que cualquier militante puede ser sancionado si incumple el Código Ético, demuestra una “mala conducta cívica o ética” o “expresa públicamente sus opiniones en términos irresponsables o con deslealtad al partido o a sus afiliados y afiliadas”. La Ejecutiva Federal considera que las declaraciones de Leguina durante la campaña son “al menos indiciariamente” constitutivas de “conductas calificadas como faltas graves y muy graves” por los artículos 8, 88 y 89 de los citados estatutos.Más en El MundoPablo Iglesias se corta la coleta: adiós a la política y a su antigua imagenIsabel Díaz Ayuso, la niña “super tímida” a la que recuerda del colegio Nieves Álvarez, la guapa de la clase

Además de cometer presuntamente una “ofensa personal grave” al “menoscabar el prestigio y la imagen pública” de Sánchez, la Ejecutiva Federal considera que el presidente de la Comunidad de Madrid entre 1983 y 1995 ha hecho comentarios “opuestos a la línea política del partido”. Asimismo, apunta que ha incumplido la prohibición de “petición de voto públicamente para otras formaciones políticas” en unas elecciones en las que concurría una candidatura socialista.

Leguina tiene ahora un plazo de un mes para interponer un recurso ante la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE contra la apertura de un expediente disciplinario que será instruido por José Vicente Sánchez Arenas. En conversación con este periódico la semana pasada aseguró que se había enterado de su apertura por la prensa y que cuando le llegara la comunicación oficial presentaría las correspondientes alegaciones.